En bancos y casas de cambio, el dólar cerró a $46,26 (Adrián Escandar)
En bancos y casas de cambio, el dólar cerró a $46,26 (Adrián Escandar)

La crisis entre Estados Unidos y China, derribó al dólar 0,23% frente a las 6 principales monedas del mundo. Al mismo tiempo, el petróleo perdió 5,71% de su valor porque se prevé un menor crecimiento en el planeta y la soja retrocedió 0,85% a USD 302 por tonelada en Chicago.

Los inversores salieron de las acciones e hicieron caer los índices de Wall Street. Se refugiaron en los bonos del Tesoro a 10 años y en el oro que aumentó casi 1 por ciento. Todas malas noticias para la Argentina.
La debilidad del dólar, sin embargo, no llegó a Latinoamérica donde la divisa salvo en Chile donde el peso quedó sin cambios. El real brasileño perdió 0,2% y el peso mejicano, 0,35 por ciento.

En la Argentina, en el mercado mayorista, el Banco Central tuvo que apelar a todos sus recursos para evitar que la suba fuera mayor. Por caso, se convirtió en un fuerte vendedor de dólares a futuro y envió a los bancos oficiales a vender en los quince minutos finales para suavizar el cierre. De esta manera, el dólar que al principio de la rueda cotizó a $45,33 cerró a $45,09 lo que representó un aumento de 19 centavos (0,42%). El monto negociado subió a USD 684 millones por la aparición de algunos exportadores que fueron otro de los factores que evitaron un peor día para el dólar.

En bancos y casas de cambio, el dólar al público se vendió 21 centavos más caro a 46,26 pesos.

El riesgo país amortiguó el impacto porque el Bonar 2024 tuvo una leve suba que no compensó el aumento del billete en su totalidad y chocó con el aumento de los títulos norteamericanos. Al final de la rueda el riesgo subió 1,32% a 922 puntos básicos.

Los inversores salieron de las acciones e hicieron caer los índices de Wall Street. Se refugiaron en los bonos del Tesoro a 10 años y en el oro que aumentó casi 1 por ciento. Todas malas noticias para la Argentina

Las reservas, perdieron 557 millones a USD 66.487 millones. Además de los 60 millones del Tesoro que se licitan diariamente, hubo un pago de USD 560 millones a organismos internacionales. La suba del euro y del oro frente al dólar, amortiguaron la caída porque revalorizaron las reservas.

En la licitación de Letras de Liquidez, el Banco Central colocó $206.344 millones a 70,89% anual que implica una baja de 0,10 puntos respecto a la tasa del día anterior.

Además, para amortiguar vencimientos futuros amplió la emisión de Bonos del Tesoro en pesos con vencimiento en 2020 (Bote 2020). El lunes había pagado un cupón de intereses de estos títulos y ahora colocó $5.885 millones a una tasa de 26% anual. La tasa parece irrisoria, pero como la emisión es solo para los bancos y el Central la computa como encaje, les da algunas ventajas extra financieras.

No hay que olvidar que cuando el banco hace el encaje en pesos no cobra intereses del Central. En cambio, este bono se acepta como encaje y paga una tasa de poco más de 2% mensual. Pero como hay un cupo de que solo 5% de los encajes pueden tener como componente a este bono, los bancos recolocaron un tercio de los intereses que cobraron el lunes pasado.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

A todo esto, la Bolsa se vio envuelta en el mismo drama del mundo y el S&P Merval, el índice de las líderes, perdió 0,58% con escasos negocios por $462 millones.

En Wall Street, los ADR's argentinos –certificados de tenencia de acciones– tuvieron una mala rueda. Solo tres papeles lograron subir. El de mejor andar fue MercadoLibre que aumentó 1,96 por ciento. Entre los perdedores estuvieron IRSA Propiedades Comerciales (-4,85%) y Tenaris (-3,20%).

Para mañana se espera otro día difícil porque el clima internacional está muy tenso y los pronósticos no son los mejores. La Argentina además de soportar esta situación, tiene que lidiar con la política que invade a la economía tanto o más que la guerra comercial entre Estados Unidos y China. El Gobierno siente que su plan está bajo fuego cruzado.

Seguí leyendo: