El intendente de Ezeiza, Alejandro Granados corta la cinta de la inauguración de la planta de Ezeiza, junto al vicepresidente de Honeywell, José Fernandes y, en el otro extremo, el CEO local Craig Breese
El intendente de Ezeiza, Alejandro Granados corta la cinta de la inauguración de la planta de Ezeiza, junto al vicepresidente de Honeywell, José Fernandes y, en el otro extremo, el CEO local Craig Breese

En tiempos de crisis y de estancamiento de la economía, muchas empresas se concentran en invertir en la modernización y ampliación de sus plantas, para estar mejor posicionados al momento de la esperada reactivación del mercado. Uno de esos casos es el de Honeywell en Argentina, que está presente en el país desde 1962 para brindar servicios de alta tecnología a los sectores de la energía eléctrica y gas, aunque también está preparada para el mercado del agua; tanto para usuarios gubernamentales, empresas y sector residencial.

Si bien por razones estratégicas y de prácticas internacionales la empresa no brinda información sobre el monto de la inversión que posibilitó crear 90 puestos de trabajo directos en las nuevas instalaciones de Ezeiza, en diálogo con Infobae pudo saber no sólo de que se trata de un "un negocio de varios cientos de millones de dólares", sino también de que la "Argentina ha sido elegida como base de operaciones para penetrar en las plazas de Chile, Paraguay, Uruguay, Perú y otros países".

Argentina ha sido elegida como base de operaciones para penetrar en las plazas de Chile, Paraguay, Uruguay, Perú y otros países

La nueva planta producirá soluciones integradas de medidores de electricidad y gas, para responder a la creciente demanda en la región y apoyar a los clientes de Latinoamérica.

Características de la nueva planta de Ezeiza

José Fernandes, vicepresidente y Director General de Honeywell Performance Materials and Technologies (PMT) para Latinoamérica, la división de negocio a la cual pertenece la nueva planta, dijo a Infobae que en la planta se fabricarán medidores de la serie Alpha, A y gRex, así como medidores mono y trifásicos para aplicaciones comerciales y residenciales.

La planta también producirá la serie BK de medidores de gas de diafragma, incluidos los modelos BK-G1.6, G2.5 y G4 para uso residencial, que cumplen con las regulaciones argentinas y el mercado latinoamericano más amplio.

– ¿Qué expectativas tienen con la Argentina, porque está en un momento de crisis, y no es habitual que se anuncie la maduración de inversiones, pese a que es el momento para estar bien posicionado cuando llegue la etapa de bonanza?
– José Fernándes. Para contestar esta pregunta deberíamos primero hablar de la parte más importante que es la parte estratégica de negocio. Argentina es muy relevante para nuestra política de crecimiento en Latinoamérica, y miramos la construcción de esta planta en Ezeiza como una oportunidad para posicionar nuestra línea de productos y soluciones para una base instalada de clientes que ya tenemos. Y estar están más próximos para proveerles nuevas soluciones e incrementar la extensión a consumidores finales, para que tengan más seguridad energética y ahorro que le facilita el proceso de pago, y de ganancias de las empresas. Se trata de un posicionamiento global, y por cuestiones estratégicas no informamos el monto de la inversión. Pero no sólo se trata del traslado de la planta de Burzaco, sino también de ampliar la línea de producción para poder no sólo atender al mercado argentino, sino también del Cono Sur y de Latinoamérica.
Craig Breese, presidente de Honeywell para Latinoamérica. En Honeywell vemos grandes oportunidades para continuar creciendo en latinoamérica y la Argentina ha sido un pilar fundamental para la compañía en la región, donde opera desde 1962. El grupo de Smart Energy de Honeywell transforma las operaciones de los servicios públicos con sus soluciones denominadas Connected Utility, las cuales miden, monitorean y responden de manera efectiva a un uso más eficiente, así como para disminuir los altos índices de "robo de energía que se observa en la región, aunque no tan alto, como el 25% que se registra en algunas ciudades de México".

La Argentina ha sido un pilar fundamental para la compañía en la región, donde opera desde 1962. El grupo de Smart Energy de Honeywell transforma las operaciones de los servicios públicos con sus soluciones denominadas Connected Utility

– ¿En cuánto se estima el monto de negocios en este monto del mercado?
– J.F. Es una muy buena pregunta, pero no tenemos una cifra precisa. Básicamente las 2 áreas en la que estamos trabajando en la Argentina, de las 3 que tenemos: electricidad; gas y agua, las principales en esta etapa son las dos primeras. Son mercados que mucho depende del año; de las inversiones de las empresas; de la disponibilidad de los equipos que se ofrecerán, para electricidad y gas.

José Fernandes: “La Argentina es muy relevante para nuestra política de crecimiento en Latinoamérica, y miramos la construcción de esta planta en Ezeiza como una oportunidad para posicionar nuestra línea de productos y soluciones para una base instalada de clientes que ya tenemos”
José Fernandes: “La Argentina es muy relevante para nuestra política de crecimiento en Latinoamérica, y miramos la construcción de esta planta en Ezeiza como una oportunidad para posicionar nuestra línea de productos y soluciones para una base instalada de clientes que ya tenemos”

– C.B. También hay un mercado para los medidores de agua, que en América latina es enorme. Entonces estamos hablando de ciento de millones de dólares. Y hay que dividirlo también los 3 segmentos para el uso eficiente de esos recursos lo que es gubernamental; industrial y comercial; y residencial. Este negocio evolucionó básicamente en función de las características de esos mercados específicos. También tenemos fábricas en Brasil y en México, con certificados propios de cada Estado, como ocurrió en la Argentina. Pero con una gran diferencia: con algunas adaptaciones hemos sido capaces de penetrar en Chile, Paraguay, Uruguay, Perú y otros países, con nuestra oferta desde la Argentina, porque sin ese volumen adicional, obviamente, es más complicado solamente con un solo mercado, que es sin duda interesante.

Con algunas adaptaciones hemos sido capaces de penetrar en Chile, Paraguay, Uruguay, Perú y otros países, con nuestra oferta desde la Argentina

– Está claro, pero ¿por qué Honeywell eligió intensificar la inversión en la Argentina, cuando viene de varios de inestabilidad y estancamiento económico, incidió el rebalanceo tarifario que cambió la perspectiva de las empresas generadoras y distribuidoras de energía eléctrica y gas?
– C.B. Estamos en la Argentina desde 1962, también en Brasil, México y en otros países. Si tuviésemos que depender de la situación política de cada Estado, probablemente, no estaríamos en ningún lado. Por tanto, Honeywell no está para invertir un día y no invertir otro, sino que siempre se piensa en el largo plazo. Honestamente, estamos trabajando con cualquier política, porque en el fondo la demanda es básica que la gente, las empresas y los Estados necesitan todos los días. Y es la tecnología que se adapta a la entrega, medición y protección del consumo, con desarrollo informático y tecnología cada vez más del tipo 4.0. Se podrá importar un producto de China, Japón u otro país, que a lo mejor es más barato pero no tiene la finalidad, ni la ductilidad que necesita el mercado argentino. Eso es lo importante, la solución que hemos construido.

Craig Breese, José Fernandes y Alejandro Granados comparten la foto grupal con los 90 empleados de Honeywell en Ezeiza
Craig Breese, José Fernandes y Alejandro Granados comparten la foto grupal con los 90 empleados de Honeywell en Ezeiza

El contexto internacional y la relación con China

– Se está en un ambiente interno de incertidumbre política, pero también se observa incertidumbre a nivel mundial por la guerra comercial entre China y los Estados Unidos ¿como empresa de origen norteamericano, cómo ve el escenario y sus efectos sobre el mercado local?
– C.B: Después de Estados Unidos, las mayores inversiones de nuestra empresa se han hecho en China, y el modelo que hemos utilizando por más de 15 años es el de diseños para el mercado chino, hechos por chinos, vendidos en China. Si, se exporta algo, pero el enfoque es la demanda interna de ese país. Y estamos aplicando la misma filosofía en la Argentina para penetrar y tener éxito en el mercado local y, si hay oportunidad de exportar lo haremos. Es una visión de largo plazo, más allá si hay una guerra comercial entre uno y otro mercado, porque eso es una parte del paisaje, y hay que estar preparado para manejarlo muy bien. Pero para nosotros si es un riesgo ese mundo, pero al mismo tiempo es una oportunidad, por eso estamos invirtiendo.

Después de Estados Unidos, las mayores inversiones de nuestra empresa se han hecho en China, y el modelo que hemos utilizando por más de 15 años es el de diseños para el mercado chino, hechos por chinos, vendidos en China.

– ¿El enfrentamiento comercial de los Estados Unidos con China le puede obligar a Honeywell a limitar las inversiones en el país asiático?
– C.B. No, hasta el momento.

– En la Argentina, ¿qué impacto van a tener las inversiones de la empresa?
J.F. En la Argentina se han creado 90 puestos en forma directa dentro de la planta, pero hay mucho más gente por detrás de todo esto que algunos están en la oficina de Buenos Aires, en ventas y soporte de negocios, y también en otros países de la región, como en México, Brasil y los EEUU. Además, de trabajar con proveedores argentinos que es la parte indirecta que ejerce una fuerza multiplicadora.

Craig Breese: “Si tuviésemos que depender de la situación política de cada Estado, probablemente, no estaríamos en ningún lado. Por tanto, Honeywell no está para invertir un día y no invertir otro, sino que siempre se piensa en el largo plazo”
Craig Breese: “Si tuviésemos que depender de la situación política de cada Estado, probablemente, no estaríamos en ningún lado. Por tanto, Honeywell no está para invertir un día y no invertir otro, sino que siempre se piensa en el largo plazo”

– ¿Qué proyección hacen de crecimiento del negocio local?
– J.F. Esperamos un crecimiento a un ritmo de un dígito alto, porque es un mercado que crece, porque se vincula no sólo con el crecimiento de las ciudades que se van desarrollando, sino también con la búsqueda de la optimización del uso de los recursos de energía eléctrica y de gas, y del lado de las empresas de la eliminación de robo de energía en el consumo residencial.
-C.B. Le voy a dar un dato adicional. Hemos hecho una prueba piloto con el gobierno de la Ciudad de Mendoza, hace un par de años, porque el costo mayor, después de la mano de obra es el de la electricidad. Y básicamente está concentrado en las luces de todas las calles del distrito, que es común en todo el mundo. Y se propuso diseñar una red de luces inteligentes, con medidores y sensores de la necesidad lumínica, que no dependa de una hora, sino de eventos y situaciones de cada día. Y con la tecnología de uso inteligente se comprobó que se puede ahorrar muchísimo dinero. Eso es lo que se busca, como agregar valor y ahorros en todos los mercados: gubernamental, industrial y comercial, y también residencial. Por eso, creemos que el tamaño de mercado es muy grande en la Argentina, y también en la región, porque en todos los casos se observa una gran deficiencia energética en el uso de las tecnologías. Una cosa extraña que observamos es el robo de energía, llega a 25% donde vivo, en México. En la Argentina es algo menos, pero también es muy importante, se trata de varios miles de millones de pesos, y hay tecnologías para detectar eso y reducirlo en beneficio de las empresas, pero también del resto de los usuarios porque eso alguien siempre paga.