Luego de más de 30 años, la cadena de venta de indumentaria Chocolate bajó la persiana y en los últimos meses cerró sus locales. Ahora, sus dueñas decidieron poner en venta su marca y licencia de comercialización, que además de la Argentina, estaba vigente en otros países de región.

La marca fue fundada a fines de los '80 por las empresarias Susana Fandiño y Mónica Rivas y durante y durante la década siguiente logró expandirse rápidamente: llegó a tener 21 locales y abrió sucursales en Uruguay y Paraguay, entre otros países. Ahora, a través de un aviso publicado en un diario, las fundadoras pusieron en venta la licencia de su marca.

La marca llegó a tener 21 locales y abrió sucursales en Uruguay y Paraguay, entre otros países

Aunque no trascendió cuál es el precio que demandan, fuentes cercanas a la operación aclararon que se vende sólo la marca y no la sociedad, que dejó de operar y ya no cuenta con locales ni con producción propia. Las condiciones de venta, aclararon, son por ahora confidenciales.

El sector de indumentaria es uno de los más afectados por la devaluación y la caída del consumo: según un relevamiento de la Cámara de la Indumentaria, la recesión hizo retroceder la facturación entre 10% y 15% en términos reales, entre 2017 y 2018.

Las ventas de indumentaria en comercios minoristas de todo el país cayeron un 14,2% interanual en noviembre, según CAME. Las estadísticas difundidas por el Indec van en la misma línea, aunque con dos meses de rezago: durante septiembre, las ventas de ropa en shoppings del Gran Buenos Aires se redujeron 11,1% respecto al mismo mes de 2017, mientras que en supermercados de todo el país cayeron 9,6%.

Seguí leyendo: