"Es un desastre": preocupación y silencio en el establishment luego del procesamiento del CEO de Techint

scatalano@infobae.com
Pagani, de Arcor, Rocca, y Gutiérrez, del YPF, en el summit del B20, en octubre (Maximiliano Luna)
Pagani, de Arcor, Rocca, y Gutiérrez, del YPF, en el summit del B20, en octubre (Maximiliano Luna)

"No, nada". "Por ahora no voy a hablar, chau". "No tengo nada que decir; soy abogado, prefiero no hablar. Además, ¿qué voy a decir? Estoy consternado". "No es una buena señal para el sector. Crisis más cuadernos es un desastre". Los cuatro que hablaron –que atendieron el teléfono, en rigor– son muy importantes empresarios argentinos y ninguno quiso hacer referencia, ante el pedido de Infobae, sobre el procesamiento de Paolo Rocca, el CEO de Techint.

El juez federal Claudio Bonadio señaló a Rocca por los delitos de asociación ilícita, pago de coimas y dádivas y le trabó un embargo de $4.000 millones, unos USD 100 millones, una cifra que puede parecer un "vuelto" al lado del patrimonio familiar del empresario, USD 4.300 millones según Forbes. Más allá de los números, la situación tiene un impacto de proporciones: pocos empresarios creían que esto pudiera suceder. "Nadie se va a animar", le dijo a Infobae hace algunos meses un hombre de negocios que conoce muy bien a Rocca. Su muñeca para las finanzas está claramente más afinada que para los pronósticos judiciales.

Es terrible y malo para el país, pero el juez no tiene que hacer análisis económicos. No creo que ahora Paolo tenga ganas de poner un peso en la Argentina

"Es un desastre. Yo no puedo analizar el tema penal, pero para el grupo y el sector, que procesen a un empresario del calibre de Paolo es un desastre", asegura un constructor que pide "todo en off, por favor: no me quiero meter con el juez". La sola mención de Bonadio enciende las alarmas en la mayoría de las compañías locales.

"Preocupa a todas las empresas en general, cuando pasan estas cosas se siente muy fuerte. Los bancos no te prestan y los contratistas privados prefieren empresas extranjeras", agregó un industrial.

Mauricio Macri con Paolo Rocca y otros funcionarios, en Casa Rosada, en marzo de 2017
Mauricio Macri con Paolo Rocca y otros funcionarios, en Casa Rosada, en marzo de 2017

"La verdad, estamos todos sospechados: los que alguna vez trabajamos para el Estado y los que no. Hay preocupación por el destino final de las empresas. El Gobierno dice 'empresarios no son empresas', pero los bancos no son el Gobierno. Todo esto en medio de una crisis total: cuadernos más crisis es un desastre", asegura otro conocido empresario del sector de la construcción.

Un colega que conoce a Rocca "hace más de 20 años", cree que la decisión del juez puede tener impacto en la inversiones futuras de Techint. "Es terrible y malo para el país, pero el juez no tiene que hacer análisis económicos. No creo que ahora Paolo tenga ganas de poner un peso en la Argentina", afirma, y detalla que Rocca está convencido de su inocencia y que cree que es el único que no entró en la maquinaria kirchnerista. "Se siente perjudicado. Si puede parar algo que está en marcha sin llamar mucho la atención, lo va a hacer. "Es un buen tipo, Paolo, comprometido… en su juventud tenía pensamientos de izquierda. Hoy, no me animo a llamarlo", cerró.

Qué dice Techint

En la calle Della Paolera, la sede del Grupo Techint –que fue allanada la madrugada del 1 de agosto, cuando empezó la causa– aseguran que aún no recibieron información del juzgado. Detallan que hasta ahora se enteraban por el Centro de Información Judicial, el organismo de información de la Corte Suprema, que si bien tuvo cambios luego de que Ricardo Lorenzetti dejara la presidencia del máximo tribunal, sigue funcionando.

Rocca y Marcos Galperin, de Marcado Libre, en la edición 2017 del Coloquio de Idea
Rocca y Marcos Galperin, de Marcado Libre, en la edición 2017 del Coloquio de Idea

El grupo, que hasta la publicación de esta nota no tenía en sus planes emitir un comunicado al respecto, sólo reitera los datos que ya había informado en el contexto de la causa: que la participación de Techint Ingeniería y Construcción en la obra pública nacional en el período 2004-2015 "fue menos del 1% del total de la obra pública nacional" (el 4 de agosto) y que Luis Betnaza, director institucional corporativo del Grupo Techint, pagó coimas por una suerte de cuestión humanitaria en Venezuela (el 10 de agosto). De la decisión de Bonadio de hoy sobre el número 1 de la empresa, "sin comentarios", respondieron.

Tampoco hicieron declaraciones públicas desde la Asociación Empresaria Argentina, la poderosa entidad de la que Rocca es vicepresidente.
El 16 de agosto, en el evento anual de AEA, y cuando para muchos era un imposible que Rocca fuera citado a declarar, el empresario reconoció ante sus pares que pagaron coimas para lograr la intermediación del gobierno argentino ante Venezuela, cuyo presidente Hugo Chávez había nacionalizado Sidor, una compañía del holding empresario. "Luis Betnaza accedió a una exigencia del gobierno de aquel entonces de un apoyo", admitió Rocca, y repitió varias veces que el grupo no participó en "el club de la corrupción".

"Estuvimos fuera de todo esto. Fuimos conscientes de lo que pasaba. Sabíamos que las cosas no estaban bien pero no fuimos cómplices ni partícipes", dijo. Bonadio parece no creerle del todo.

Seguí leyendo:

El presidente Macri se reunirá con Christine Lagarde el sábado en la Casa Rosada

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS