Mauricio Macri y Andrés Ibarra (NA)
Mauricio Macri y Andrés Ibarra (NA)

Ayer por la noche el gobierno nacional envió al Senado un proyecto con reformas a las leyes que controlan el competitivo mercado "telco". Se trata de un paquete con los lineamientos de una nueva ley de telecomunicaciones.

Andrés Ibarra, ministro de Modernización, había definido la norma hace unas semanas como una "ley corta" y que el mercado ve como una iniciativa que busca darle equilibrio y más competencia a un sector que tendrá –ya tiene, en los hechos– a un jugador de peso luego de que se apruebe la fusión entre Cablevisión, del Grupo Clarín, y Telecom Argentina (operación que analiza por estos días la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia y que se aprobaría este año).

Desde Modernización aseguran que son tres los objetivos propuestos en el proyecto de ley "Fomento de despliegue de infraestructura y competencia TIC": contribuir a reducir la brecha digital; promover la competencia del sector, favorecer las inversiones y dinamizar el mercado; y facilitar la mejora en la oferta de servicios y su calidad y la reducción de los precios a consumidores y usuarios. Además, el propio Ibarra había hablado de resolver las "asimetrías" en el sector.

Este es el borrador de la propuesta (que publicó el periodista Ignacio Zuleta):

Televisión satelital, servicio clave

El principal punto del proyecto, en lo que a competencia y reclamos se refiere, es que se propone que las empresas de telefonía puedan ofrecer servicios de televisión satelital, algo que hasta el momento estaba vedado, y que era un viejo reclamo que se había hecho más fuerte luego de la fusión entre Cablevisión y Telecom.

En ese rubro, las principales beneficiadas son Telefónica y Claro, que ahora quedan mejor posicionadas –al menos desde lo regulatorio–para competir con paquetes de "cuádruple play" (telefonía, fija y móvil, banda ancha y TV por cable) sin hacer grandes inversiones en infraestructura. Las "telco" pretendían que la norma saliera por decreto a comienzos de este año, algo con lo que se especuló mucho en el sector y finalmente no sucedió. La ley, creen en estas compañías, estira los tiempos de implementación.

Objetivos de la ley: reducir la brecha digital, promover la competencia, favorecer inversiones, dinamizar el mercado, la mejora en la oferta de servicios y su calidad y reducir precios

"Con el objetivo de mejorar la calidad de los precios de servicio de TV por suscripción, se propone la eliminación de normas que restringen el uso de determinadas tecnologías para la prestación de este servicio", señalan en Modernización. Creen que con la evolución tecnológica ya no vale la pena distinguir entre "radiodifusión por vínculo físico o radioeléctrico y la que se presta a través de medios satelitales" y que no se justifica "otorgar un distinto tratamiento regulatorio a prestaciones que, en esencia y desde el punto de vista del usuario, resultan idénticas". Se estipula que ese ministerio, con la reglamentación de la ley, delineará un cronograma con las áreas geográficas en las que cada empresa podrá dar servicios.

La propuesta, que ingresó a la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión del Senado, modifica artículos de leyes como Comunicación Audiovisual y Argentina Digital, entre otras.

Infraestructura compartida

Otro artículo del proyecto (el número uno), en tanto, propone el uso compartido de infraestructura entre los prestadores de estos servicios, "para estimular tanto la competencia como la inversión". Eso significa que las operadoras tendrán que compartir lo que se denomina "infraestructura pasiva", como torres, postes, ductos y otros que usen para tendidos de redes, fibra óptica, etc. Así, estima el Gobierno, será más sencillo el despliegue de empresas y servicios a lo largo del país.

Miguel de Godoy, titular del Enacom (@mdegodoy)
Miguel de Godoy, titular del Enacom (@mdegodoy)

Otro punto que el sector espera se habilite desde el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), que depende del ministerio de Ibarra, es la licitación de nuevo espectro radioeléctrico, algo vital para mejorar los servicios actuales y ofrecer nuevos.  De ese reparto de espectro dependerán en gran parte los nuevos planes de inversión de las empresas.

Por el momento, Telecom y Telefónica ya comprometieron fuertes desembolsos para los próximos meses. La primera anunció USD 5.000 millones hasta 2019 y la española, cuya filial local además comenzaría a cotizar en bolsa, otros USD 2.000 millones.

Las operadoras tendrán que compartir lo que se denomina “infraestructura pasiva”, como torres, postes, ductos

"Queremos que todos los argentinos estemos conectados, que tengamos acceso a Internet y una mejor conexión en los celulares en cada rincón del país. Internet nos cambió la vida, nos permite estar comunicados, poder expresarnos, aprender sobre el mundo", dijo el presidente Mauricio Macri hace poco más de un mes, cuando dejó inauguradas las sesiones ordinarias del Congreso. La "ley corta" que mandó al Senado busca consolidar esa idea y sumar competencia a un mercado cada vez más dinámico.