Mercados: la Bolsa argentina subió detrás de la tendencia que marca Wall Street

El S&P Merval ganó un 0,7%, en una rueda con mejoras de hasta 1% en los índices de Nueva York, encabezadas por los papeles tecnológicos. Los bonos en dólares volvieron a caer, con un riesgo país que siguió sobre los 1.900 puntos

La entrada de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, en el centro porteño.
La entrada de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, en el centro porteño.

Las acciones argentinas finalizaron operadas este martes con un ligero sesgo positivo, en una tendencia que acompañaba el desempeño de los mercados externos, donde las acciones tecnológicas de Wall Street lideraban las mejoras, con un S&P 500 que ganó 1% y un Nasdaq que avanzó un 0,9 por ciento.

En los mercados internacionales persistió la cautela, ante datos que afectaban los negocios minoristas, después de que el recorte de las previsiones trimestrales de márgenes de Target Corporation (-2,3%) suscitó preocupaciones de desaceleración de la demanda en un entorno inflacionario y lastró a las acciones del sector minorista.

“Las expectativas de que la Reserva Federal suba las tasas de interés la semana que viene en 50 puntos básicos y adopte un tono a favor de endurecer más la política monetaria para hacer frente a la alta inflación también está reduciendo el apetito por el riesgo”, dijo a Reuters Tom Di Galoma, director gerente de Seaport Global Holdings en Nueva York.

El índice líder S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires ganó un 0,7%, a 90.938 puntos, tras perder un 1,6% el lunes. La actividad financiera se encuentra condicionada por la fuerte presión inflacionaria local y global, más los efectos restrictivos que produce la guerra en Ucrania.

El Gobierno argentino presentó el lunes un proyecto de ley para gravar a las empresas que tengan una “renta inesperada” por la escalada mundial de precios, una medida rechazada por el mercado, con el objetivo de reducir el déficit fiscal.

“En Argentina estamos al margen de lo que sucede afuera, sin acceso al crédito y con problemas internos que nos demandan toda la atención. Ya es casi un hecho que incumpliríamos las metas -las tres- acordadas con el FMI, incluso antes de lo esperado. De hecho, desde que se conoció el acuerdo con el Fondo, los bonos caen y el peso se aprecia un 11%”, dijo Emiliano Anselmi, Team Leader de Macroeconomía de Portfolio Personal Inversiones.

Jorge Fedio, analista de Clave Bursátil, aportó que “milagros en la Bolsa no hay, pero la Bolsa está mucho mejor que el país. Razones de suba desde hace tiempo que no tenemos, en economía y en política es más de lo mismo y empeorando. Nada en esencia cambió, sin plan de gobierno y con una política perdida y sin rumbo, la Bolsa en esta ocasión ya no baja, sin estar pendiente del presente, descuenta expectativas que visualiza en el futuro, tiene en la mira el 2023. En definitiva, ya no tiene en cuenta el fracaso del presente, mira el 2023 como expectativa de cambio”.

En cuanto a la renta fija, los bonos en dólares estuvieron operados con una merma del 0,6% en promedio, según la referencia de los Globales con ley extranjera de la reestructuración soberana. El riesgo país de JP Morgan, que mide el diferencial de la tasa de retorno de los bonos del Tesoro de los EEUU con similares emisiones emergentes, ascendía 24 unidades para la Argentina, a 1.931 puntos básicos.

“Los bonos en dólares iniciaron la semana con pérdidas, después de las ligeras subas de la semana pasada. Esto se dio a pesar de la mejora de los mercados externos, más allá de los temores a una recesión económica global ante una política más agresiva por parte de la Fed para controlar el aumento de precios minoristas”, explicaron los analistas de Research for Traders. “Pero también el mercado está atento al desarrollo de la economía doméstica, afectada por la creciente inflación y las peleas internas en la coalición de Gobierno”, agregaron.

SEGUIR LEYENDO: