Mercados: cayeron los bonos sin señales sobre un acuerdo con el FMI, mientras se sostuvieron las acciones

El S&P Merval ganó 0,2%, pese a las bajas de Wall Street. Los bonos en dólares restaron 0,5% en promedio y el riesgo país volvió a superar los 1.900 puntos

Las acciones argentinas resistieron la tendencia bajista de Wall Street
Las acciones argentinas resistieron la tendencia bajista de Wall Street

Las acciones argentinas operaron con leves mejoras este jueves, pese a la tendencia negativa de los mercados externos y en medio de un clima expectante al desarrollo de las negociaciones del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reestructurar una abultada deuda, a horas de un crucial vencimiento.

El índice accionario líder S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires mejoró un 0,2%, a 85.968 unidades, tras avanzar un 0,7% en la víspera y crecer un 5,2% el martes.

La administración de Alberto Fernández debe abonar este viernes al FMI un vencimiento de unos USD 730 millones, mientras que el martes 1 de febrero tiene que pagar otros USD 365 millones, antes del abultado vencimiento de USD 2.900 millones previsto para el 21 de marzo.

“Qué va a suceder, lo sabremos en las próximas horas”, dijo en rueda de prensa la vocera presidencial Gabriela Cerruti y afirmó que “el gobierno argentino tiene voluntad de llegar a un acuerdo para pagar de manera sostenible”.

En ese marco, los bonos en dólares interrumpieron la recuperación reciente y en esta sesión cayeron un 0,5% en promedio para las emisiones Globales, con ley extranjera y referencia de la deuda argentina en el exterior. Estos títulos emitidos con la reestructuración soberana de septiembre de 2020 anotan bajas promedio de 12% en lo que va de enero.

El riesgo país de JP Morgan, que mide el diferencial de la tasa de retorno de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus pares emergentes, ascendía a las 17 horas unas diez unidades para la Argentina, a 1.906 puntos básicos.

Este indicador alcanzó los 1.972 puntos de manera intradiaria el lunes, en un máximo desde el canje de deuda con acreedores privados, 16 meses atrás.

Por su parte, la Reserva Federal de los Estados Unidos comunicó en la tarde del miércoles que es probable que suba las tasas de interés en marzo y reafirmó sus planes de poner fin a sus compras de bonos ese mes, como esperaba el mercado, al tiempo que el jefe del banco central estadounidense, Jerome Powell, señaló que habrá una batalla sostenida para controlar la inflación en el país norteamericano, ahora en un 7% anual, la más elevada desde 1982.

“La Fed mantuvo la tasa de referencia, aunque mencionó que las subirá pronto (el mercado tiene descontado que el ciclo de subas comenzará en marzo). La novedad fue que Powell insistió en que se reducirá el tamaño del balance cuando comiencen a subir las tasas”, indicó Tavelli Sociedad de Bolsa en un reporte.

Al nerviosismo de los inversores se suma la creciente preocupación por la tensión entre Rusia y Ucrania, que impulsó en las últimas horas a los precios del petróleo a USD 90 el barril para la variedad Brent del Mar del Norte, su nivel más alto desde 2014.

“Desde los primeros días de enero Wall Street se siente perdido, con una volatilidad extrema y en aumento que llevó a los principales índices hacia correcciones fuertes y lineales. En este contexto, la plaza neoyorquina advirtió durante varias y extensas ruedas que toda la atención se concentró en la FOMC (sigla en inglés de Comité Federal de Mercado Abierto) y en la posterior conferencia de Powell”, resumió Javier Rava, director de Rava Bursátil.

SEGUIR LEYENDO: