El Gobierno busca extender tres meses los “precios populares” de la carne pero los frigoríficos no ven cerca un acuerdo

Buscan incluir más cortes, pero los empresarios se resisten. Las negociaciones se demoran y el programa continuará dos semanas más con las condiciones actuales

Buscan incluir más cortes, pero los empresarios se resisten. Si las negociaciones no llegan a una resolución, el programa continuaría dos semanas más con las condiciones actuales.
Buscan incluir más cortes, pero los empresarios se resisten. Si las negociaciones no llegan a una resolución, el programa continuaría dos semanas más con las condiciones actuales.

Este viernes 30 terminará la segunda extensión de dos semanas que hizo el Gobierno del acuerdo de “precios populares” para cortes de carne en supermercados de todo el país. El ministerio de Desarrollo Productivo espera pactar en los próximos días una nueva etapa de tres meses del programa pero los frigoríficos por ahora no ven cerca una resolución de las negociaciones, por lo que habrá un nuevo aplazo de dos semanas bajo las condiciones actuales.

El esquema de venta de cortes de carne seleccionados terminó a fines de marzo. Los frigoríficos y los supermercados, participantes de ese acuerdo anunciado en febrero, manifestaron en su momento su acuerdo con celebrar un segundo tramo trimestral, aunque sobre la mesa de negociación se puso en debate el precio actualizado que deberían tener los productos en las góndolas, si habrá o no cambios en la canasta a ofrecer y la cantidad de bocas de expendio.

Según pudo saber Infobae de fuentes oficiales y privadas, las conversaciones continuaron durante las últimas horas, pero ante la demora para encontrar una resolución, el programa se extenderá automáticamente otros quince días. Algunos trascendidos indicaban que los próximos tres meses del programa de “precios populares” podría incluir 11 cortes, tres más que los alcanzados en la actualidad. De todas formas, Mario Ravettino, presidente del consorcio de frigoríficos exportadores ABC y uno de los firmantes del acuerdo, descartó en diálogo con este medio que llegue a esa cantidad de variantes para ofrecer al consumidor.

Las conversaciones entre el Gobierno, frigoríficos y supermercados todavía continuaban a horas de que finalice el acuerdo. Algunos trascendidos indicaban que los próximos tres meses del programa de “precios populares” podría incluir once cortes, tres más que los alcanzados en la actualidad.

El acuerdo de la carne comenzó a aplicarse en las góndolas a principios de febrero tras el consenso alcanzado con un grupo de frigoríficos exportadores y distintas cadenas de supermercados con sucursales en todas las provincias. El acuerdo apuntaba a la rebaja de hasta un 30% en el precio de 8 cortes de carne para ser vendidos en los supermercados de todo el país durante los primeros tres miércoles de cada mes y los fines de semana.

De esa manera, se establecieron precios de referencia: la tira de asado a $399 el kilo, vacío $499, matambre $549, tapa de asado $429, cuadrada/bola de lomo $489, carnaza $359, falda $229 y roast beef 399 pesos. Estos cortes se suman a los dos incluidos en Precios Cuidados (carne picada $265 y espinazo $110), con lo que totalizaron diez cortes.

Según afirmaron desde la Secretaría de Comercio Interior, durante estos últimos dos meses “se garantizó el abastecimiento, ya que se comercializaron menos toneladas de lo acordado”. De acuerdo a esos relevamientos oficiales, los cortes parrilleros fueron los más demandados.

La lista de precios actual incluye la tira de asado a $399 el kilo, vacío $499, matambre $549, tapa de asado $429, cuadrada/bola de lomo $489, carnaza $359, falda $229 y roast beef 399 pesos. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
La lista de precios actual incluye la tira de asado a $399 el kilo, vacío $499, matambre $549, tapa de asado $429, cuadrada/bola de lomo $489, carnaza $359, falda $229 y roast beef 399 pesos. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

“Se registró más del 85% de cumplimiento por parte de los locales relevados por la Secretaría de Comercio y se creó un formulario web para que las y los consumidores puedan reclamar por faltantes, calidad, precio u otros motivos”, informaron desde la secretaría que encabeza Paula Español.

Los puntos de venta seguirán siendo los mismos que en la primera etapa del programa. “Se mantiene la comercialización en supermercados, el Mercado Central de Buenos Aires y carnicerías abastecidas por el consorcio ABC. Son más de 1.600 bocas de expendio en todo el país”, continuó Comercio Interior.

De la firma participaron en su momento -además de Desarrollo Productivo y el Ministerio de Agricultura- el consorcio de exportadores ABC (principal proveedor del canal supermercados), con la Cámara Argentina de la Industria Frigorífica (CADIF), Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA), Unión de la Industria Cárnica (UNICA) y con los supermercados agrupados en la Asociación de Supermercados Unidos (ASU).

La lista de precios actual incluye la tira de asado a $399 el kilo, vacío $499, matambre $549, tapa de asado $429, cuadrada/bola de lomo $489, carnaza $359, falda $229 y roast beef 399 pesos.

Tal como informó Infobae, los frigoríficos estaban de acuerdo con extender tres meses más el programa de precios y consideraron que el esquema “cumplió su objetivo” pero querían discutir la letra chica. De acuerdo a lo que informaron fuentes del mercado ante la consulta de Infobae, el nivel de ventas de los cortes de carne “estuvo en línea con lo que se esperaba”. “Los volúmenes que se vendieron fueron los que estaban pactados, no sobraron bandejas en las góndolas pero tampoco te faltaban porque hubiera mucha demanda”, explicaron.

El Gobierno advirtió hace algunas semanas que podría prohibir las ventas de carne al exterior si detecta mayores aumentos. Español declaró que si el precio de la carne sigue aumentando “no nos va a temblar el pulso a la hora de cerrar las exportaciones”.

La funcionaria encargada de los programas de control de precios señaló que “hay determinados incrementos o presiones de precios que, si seguimos viendo este tipo de comportamientos especulativos, no nos va a temblar el pulso a la hora de cerrar las exportaciones de carne”, insistió.

“Hay que entender que tenemos que tomar algunas medidas”, dijo Español. “No es lo mismo lo que sucede con los precios de los alimentos de góndolas que lo que sucede con los precios alimentos frescos. Por ejemplo, en frescos ha subido muchísimo más el año pasado y también este año, el precio de la carne”.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online