El gobierno de Kicillof mejorará otra vez la oferta para salir del default, después de un año sin acuerdo por la deuda

La provincia de Buenos Aires aseguró que discutirá con los comités de acreedores ajustes “finales” en la propuesta de canje, tras haber anunciado cambios en las quitas y en el valor de los cupones

La Provincia de Buenos Aires aseguró que discutirá con los comités de acreedores ajustes “finales” en la propuesta de canje, tras haber anunciado cambios en las quitas y en el valor de los cupones. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
La Provincia de Buenos Aires aseguró que discutirá con los comités de acreedores ajustes “finales” en la propuesta de canje, tras haber anunciado cambios en las quitas y en el valor de los cupones. EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires extendió nuevamente el canje de deuda de bonos emitidos bajo ley extranjera, esta vez hasta el 7 de mayo, y dio a entender que mejorará la oferta a sus acreedores. La propuesta bonaerense cumplió esta semana un año de vigencia y ya afronta demandas en tribunales de Nueva York por haber caído en default.

La Provincia busca renegociar deuda por USD 7.148 millones, y en su última propuesta -que hizo pública el mes pasado- eliminó la quita de capital, elevó el valor de los cupones y se disminuyó la vida promedio de los nuevos bonos, de más de 13 años a 11 años.

El Poder Ejecutivo provincial señaló este lunes que desde que se lanzó la invitación al canje, el 24 de abril de 2020, ha mantenido “un diálogo constante con sus bonistas y los diversos asesores del comité que nuclea a varias de las instituciones con mayor número de tenencias de bonos provinciales bajo ley extranjera”.

El Gobierno de Kicillof remarcó que buscará realizar una última ronda de consultas entre los acreedores para establecer “mejoras finales” en la oferta antes de su formalización, para de esa manera conseguir el apoyo mayoritario de los tenedores de bonos.

“Durante este tiempo, la Provincia ha buscado permanentemente maneras de llegar a un entendimiento con sus bonistas, siempre dentro de un marco de sostenibilidad de la deuda provincial”, enfatizó. Y añadió que al finalizar conversaciones restringidas, “recientemente se hicieron públicos términos indicativos para una posible mejora en la propuesta inicial, y en base a ellos se continuó dialogando de buena fe e identificando posibles mejoras sobre estos últimos”.

En un comunicado, el Gobierno bonaerense aseguró que “todavía confía en un último esfuerzo para alcanzar un entendimiento con una mayoría de acreedores, siendo éste el único motivo para no haber enmendado formalmente la invitación”. Además, dijo estar comprometido a una negociación “de buena fe, y ha dado muestras de ello a lo largo de todo el proceso, a pesar de la actitud intransigente de algunos acreedores individuales”.

El ministro de Economía y Finanzas bonaerense, Pablo López, encabeza las negociaciones con los bonistas.
El ministro de Economía y Finanzas bonaerense, Pablo López, encabeza las negociaciones con los bonistas.

En ese sentido, el Gobierno de Kicillof remarcó que buscará realizar una última ronda de consultas entre los acreedores para establecer “mejoras finales” en la oferta antes de su formalización, para de esa manera conseguir el apoyo mayoritario de los tenedores de bonos.

“De esta forma, y a partir del pleno convencimiento de que es posible llegar a un acuerdo sostenible con los acreedores que aún no han aceptado la oferta, es que invitaremos a los principales tenedores a una última ronda de consultas a fin de identificar las mejoras finales a incorporar en una enmienda formal de la propuesta, la cual incorporará todas las mejoras posibles en el marco de la sostenibilidad de la deuda provincial y la sostenibilidad macroeconómica agregada”, de acuerdo con el texto oficial.

La Provincia busca renegociar deuda por USD 7.148 millones, y en su última propuesta -que hizo pública el mes pasado- eliminó la quita de capital, elevó el valor de los cupones y se disminuyó la vida promedio de los nuevos bonos, de más de 13 años a 11 años.

En ese sentido, garantizó que en las próximas semanas difundirá los términos y condiciones para enmendar la propuesta original. “La Provincia se mantiene optimista en que un entendimiento que conduzca a una reestructuración exitosa de la deuda es posible”, enfatizó.

En marzo último, los bonistas presentaron una demanda en tribunales de Nueva York exigiendo el pago de unos USD 30 millones en concepto de capital e intereses de la deuda de la Provincia.

“Desde abril, Buenos Aires no ha hecho prácticamente ningún esfuerzo para entablar negociaciones de buena fe con el Grupo (de bonistas) a fin de encontrar una solución mutuamente aceptable y consensuada, a pesar de varios intentos de participación del Grupo y su asesores”, señalaron los acreedores.

SEGUIR LEYENDO:


Información provista porInvertir Online