La cantidad de comercios que aceptan pagos con tarjetas se quintuplicó en los últimos tres años

La aceptación de medios digitales, que también incluyen el código QR y el “link de pago” para el comercio electrónico, se expandieron e incorporaron nuevas ofertas para comerciantes, cuentapropistas y profesionales

 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

La expansión de los medios de pago digitales en la Argentina puede resumirse en un dato: en los últimos tres años, la cantidad de comercios que aceptan cobrar a sus clientes con tarjetas de débito y de crédito pasó de 500.000 a 2,5 millones. Si bien se habla de “comercios” para definir a los receptores de los pagos, en ese universo creciente no se limita solo a los tradicionales mostradores: incluye también a miles y miles de profesionales, cuentapropistas y feriantes que han adoptado nuevas formas de cobrar, desde un mPos para deslizar una tarjeta en el celular hasta un link de pago, que facilita los pagos remotos.

Las razones de ese crecimiento vertiginoso no pasan únicamente por la “nueva normalidad” que trajo la pandemia, sino también por la desregulación de la adquirencia, el negocio de venderle al comerciante la tecnología y los servicios para aceptar pagos digitales y salir del “solo efectivo”. Ese segmento, tradicionalmente dominado por Prisma y Fiserv (antes, First Data), se abrió tres años atrás a nuevos jugadores que ahora comienzan a ganar espacio. A la vez, durante ese proceso, se produjo la expansión de Mercado Pago con los pagos con código QR.

En forma previa a la apertura del mercado, históricamente en la Argentina había entre 500.000 y 600.000 comercios que aceptaban medios de pago digitales. Hoy, tres años después, hay más de 2 millones y medio de comercios”, apuntó Sebastián Núñez Castro, CEO de GeoPagos, un proveedor de tecnología para medios de pago digitales.

  162
162

“Ese crecimiento se dio por muchas variables, pero la principal es que se amplió la oferta y aparecieron nuevos jugadores como facilitadores y adquirentes. También se sumó el mundo fintech, combinado con el sector tradicional de los bancos para entrar a jugar en el negocio de la adquirencia”, señaló Núñez Castro durante el evento Payments 2021 organizado por Road Show.

El empresario destacó que en los últimos años en la Argentina “se abrió el mercado” y destacó el rol que juegan los reguladores en el avance de estos medios de pago. “A veces el estado ayuda a acelerar el crecimiento y otras veces pone el pie”, señaló, en base a la experiencia de su empresa con negocios en 16 países.

La apertura del negocio de la adquirencia iniciada en 2017 generó la aparición de nuevos oferentes, en algunos casos como “agregadores” de pagos en combinación con los adquirentes tradicionales, Prisma y Fiserv. Como consecuencia de ese proceso, en 2020 comenzaron a aparecer más ofertas para los comercios y profesionales que desean salir del “solo efectivo”.

Según datos de GeoPagos, que oficia de socio tecnológico de estos proveedores, en marzo se registraron 80.000 comercios que al menos realizaron una operación con ellos, combinando pagos tanto de manera presencial como virtual, utilizando el mPos, así como el código QR, el link de pago y otras herramientas digitales para cobrar.

En este grupo de prestadores de “soluciones de cobro” se destacan Getnet, de Santander, y Toque, de Naranja X. También aparece Ualá, que recientemente comenzó a ofrecer a sus casi 3 millones de usuarios de su app la posibilidad de incorporar un mPos para cobrar. Otros anotados en este negocio son Todo Pago, de Prisma; Iudú Pago, del Banco Supervielle; SiPago, del Banco Credicoop y ViüMi, de Banco Macro, entre otros que ofrecen a los comerciantes abandonar el “solo efectivo”.

Entre las principales tecnologías que apuntalaron el crecimiento de los pagos digitales en la Argentina, al igual que otros expertos Núñez Castro destacó los pagos con código QR, con la interoperabilidad del plan Transferencias 3.0, y la tecnología contactless para las tarjetas. Vaticinó que en 2021, llegará a la Argentina una nueva tecnología, el tap to phone. Visa ya lo puso en marcha en más de 15 países, entre ellos Perú como único mercado latinoamericano.

El tap to phone es la tecnología que permite que el celular (por ahora, solamente con sistema operativo Android) se transforme en una terminal para recibir pagos, sin necesidad de contar con una terminal POS ni tampoco de enchufarle un dispositivo. Resulta ideal para aquellos cuentapropistas o feriantes, aquellos que reciben pocos pagos al día. “En la medida que el parque de tarjetas contactless crezcan a escala, el tap on phone va a explotar, porque va a reemplazar a la terminal POS”, señaló Núñez Castro.

SEGUIR LEYENDO

Últimas Noticias

“Mochila argentina”: la propuesta de un empresario para modificar las indemnizaciones por despido

Teddy Karagozian, dueño de la empresa textil TN&Platex, elaboró una alternativa al actual sistema indemnizatorio, que lo reemplaza con un seguro para las empresas

Tras su reunión con el Presidente, hubo enojo entre los dirigentes del campo por las nuevas restricciones a la exportación de carne

Pese al malestar por el nuevo esquema anunciado, los representantes de la Mesa de Enlace se llevaron la promesa presidencial de que si los precios al consumidor se estabilizan durante 15 días, las trabas para exportar podrían eliminarse

La Plata: eximirán del pago de tasas municipales por 10 años a quienes inviertan y generen empleo

El gobierno platense anunció un paquete de medidas económicas y de alivio fiscal destinadas a ayudar a comerciantes y pymes. También habrá subsidios a tasa blandas

Con más gastos para el pago de la deuda que para las jubilaciones, el Gobierno acumuló un déficit fiscal del 0,7% del PBI desde enero

En mayo el Sector Público registró en mayo un déficit primario de $54.520 millones y un déficit financiero de $144.852 millones; cabe recordar que la meta anual fijada en el presupuesto es del 4,5% del PBI para el déficit primario y del 6% para el total

Avanzan las negociaciones con el Club de París: Argentina hará un pago parcial y no habrá default en julio

El Gobierno alcanzó un “entendimiento” con ese grupo de países y pagará unos USD 430 millones para evitar la cesación de pagos. Será un acuerdo “de buena voluntad”, pero deberá negociar una reestructuración completa más adelante
MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online