Más controles para las empresas: los detalles del acuerdo que el Gobierno buscar imponer para frenar la suba de la inflación

Varias de las medidas anunciadas este jueves luego del dato de marzo de 4,8% no fueron todavía ni siquiera habladas con los sectores. Pero circuló un borrador de “compromiso” que los funcionarios pretenden firmar la semana próxima

La inflación de marzo fue de 4,8%, la más alta de la gestión de Alberto Fernández
La inflación de marzo fue de 4,8%, la más alta de la gestión de Alberto Fernández

El dato de inflación de marzo, que mostró una suba de los precios de 4,8% –la cifra más alta no sólo del año, sino de toda la gestión de Alberto Fernández– generó un profundo malestar dentro del Gobierno y una necesidad de mostrar acciones contundentes para frenar los aumentos. Así, casi en simultáneo con la oficialización del tan temido número por parte del Indec, desde diversas áreas oficiales comenzó a trascender un comunicado con una serie de medidas antiinflacionarias, varias de las cuales ni siquiera fueron todavía consensuadas con el sector privado.

Desconcierto. Esa es la palabra que define mejor la sensación que tuvieron los empresarios ayer cuando se anoticiaron de los anuncios. Gran parte de lo que fue comunicado está en la idea de los funcionarios, pero aún lejos de ser acordado con los distintos sectores, según pudo corroborar Infobae en diálogo con una decena de cámaras y empresas de varios rubros afectados por los supuestos acuerdos. De todas maneras, desde el Ministerio de Desarrollo Productivo se viene trabajando desde hace varias semanas con la idea de acordar “precios de referencia” con los sectores productores de insumos industriales de uso difundido y de la construcción, así como con el rubro textil y de la electrónica, para frenar la estampida de precios que viene aquejando al país desde el último trimestre del año pasado.

Desconcierto. Esa es la palabra que define mejor la sensación que tuvieron los empresarios ayer cuando se anoticiaron de los anuncios

El comunicado difundido ayer, tras el anuncio de la inflación de marzo, enumeraba, entre otras medidas, las siguientes:

- ”Se firma un acuerdo con los principales proveedores de insumos industriales de uso difundido y de la construcción a los fines de sostener el precio vigente al mes de marzo hasta fin de año, con cláusula de revisión trimestral. Este acuerdo incluye a los sectores productores de insumos textiles, cueros, madera, celulosa y papel, plásticos, químicos, hierro y acero, caucho y aluminio, cartón y vidrio y cemento”.

- ”Se firma un acuerdo de precios con los principales fabricantes y cadenas de comercialización de productos de electrónica y electrodomésticos. El acuerdo mantiene fijos los precios actuales hasta fines de octubre e incluye la estructuración de ofertas especiales de telefonía celular, TV y computadoras a precios muy accesibles, que serán comercializados a través de las plataformas electrónicas del Banco Nación y Correo Compras, entre otras”.

Esta es la primera hoja del acuerdo que el Gobierno busca firmar la semana próxima con los empresarios
Esta es la primera hoja del acuerdo que el Gobierno busca firmar la semana próxima con los empresarios

Consultadas diversas fuentes sectoriales, ninguno de estos temas tuvo avance con el sector privado. Y el anuncio fue dado como un hecho, lo cual generó un profundo malestar en las empresas, que advierten que primero quieren escuchar cómo sería el acuerdo antes de analizar si están dispuestas a firmarlo. En este contexto, en el sector privado circuló en las últimas horas un borrador de documento titulado “Compromiso productivo sobre estabilidad de precios”, pero ni siquiera fue de manera formal. Y tampoco hasta ahora hubo ninguna convocatoria. Podría ocurrir la semana próxima, dijeron fuentes oficiales, al tiempo que confirmaban la existencia del texto.

El documento al que accedió Infobae abarca a los productores de insumos industriales y de la construcción, como el acero, el aluminio, la madera, el papel, el cuero, los textiles, piezas metalmecánicas y maquinaria, entre otros. Pero se buscaría un acuerdo similar para el sector de electrónica. En el primer caso, el objetivo es pactar un acuerdo de precios anual y que se realicen ajustes trimestrales, mientras que en el caso de las firmas socias de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte), también señalados por el Gobierno por subir fuertemente los precios, el plan es que los precios de fin de marzo se mantengan hasta octubre.

“A partir del 01/06/2021 podrán realizarse ajustes mensuales de los productos detallados en el Anexo del COMPROMISO, en base a la evolución del tipo de cambio vendedor del Banco de la Nación Argentina de la divisa estadounidense y a los precios internacionales de los insumos que lo componen”, dice uno de los párrafos del acuerdo. Fuentes oficiales aseguraron que serían trimestrales las revisiones, por lo que el borrador que circuló puede no ser la última versión.

El Gobierno también quiere que la industria electrónica sea parte de un acuerdo similar
El Gobierno también quiere que la industria electrónica sea parte de un acuerdo similar

“Nosotros no hemos firmado nada. Ese borrador no me gusta. Tenemos que debatirlo, pero hasta que no llegue formalmente, ni lo vamos a analizar. Es cuestión de ver cómo funciona. Lo que habría que hacer es que realmente nos convoquen formalmente, que hagan el planteo y ahí lo analizaremos”, dijeron fuentes de la industria siderúrgica.

Consultado al respecto, el dueño de Aluar, Javier Madanes Quintanilla, aseguró que “no ha habido convocatoria formal” y recordó la reunión que mantuvieron varios empresarios tiempo atrás con el ministro de Economía, Martín Guzmán, en la que se acordó avanzar con las mesas sectoriales. “Sería el camino más inteligente. Eso puede generar un programa de más largo plazo; hacerlo de una manera discrecional o sin contemplar las reglas de cada sector hará que no se cubran todas las distorsiones de la cadena, desde el valor de los insumos, hasta la cadena de comercialización, que no va a poder ser controlada. Espero que llamen a esas mesas más allá de transmitir un mensaje para calmar los ánimos inflacionarios que son fuertes”, remarcó.

Javier Madanes Quintanilla, dueño de FATE y Aluar
Javier Madanes Quintanilla, dueño de FATE y Aluar

Desde la cartera productiva reafirmaron la intención de avanzar con los acuerdos y aseguraron que, en materia de electrónicos, “se está trabajando en dos líneas de acción: el acuerdo de estabilidad de precios con Afarte. Es una carta compromiso que se viene hablando con algunas de las empresas y ellas lo iban a tratar en la cámara; y el otro componente es un set de productos electrónicos (celular, TV y notebook) a precios accesibles para ser vendidos en Correo Argentino Compras y en el portal de compra de BNA”.

Otro de los anuncios que el Gobierno incluyó en el comunicado del jueves fue que “se está negociando con las empresas alimenticias una nueva canasta de productos a precios accesibles, previsibles y de cumplimiento obligatorio en todo el país”. En este caso, las conversaciones con el sector a través del presidente de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, apuntan a que las empresas del sector se liberen de “Precios máximos” pero que a cambio se comprometan a colaborar con el armado de una nueva canasta de productos a precios más accesibles. ¿Será reforzar Precios cuidados o armar un nuevo esquema como fue durante el macrismo los Precios esenciales?

Según indicó el Gobierno, sería un nuevo esquema, más orientado a productos de las categorías básicas, pero todavía no existe un borrador de acuerdo, dijeron en el sector.

Seguir leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online