Dólar anclado: el Banco Central mantiene inalterable el ritmo de devaluación de solo 5 centavos diarios

Si a lo largo del mes se mantiene el ritmo de las primeras jornadas, la suba de la divisa en abril será del 1,7%. De esta manera, la depreciación del tipo de cambio será la mitad de la inflación esperada para abril

FOTO DE ARCHIVO: Billetes de 1 dólar en esta imagen de ilustración tomada el 8 de febrero de 2021. REUTERS/Dado Ruvic
FOTO DE ARCHIVO: Billetes de 1 dólar en esta imagen de ilustración tomada el 8 de febrero de 2021. REUTERS/Dado Ruvic

El Banco Central tuvo que intervenir para contener el alza de los dólares alternativos. Durante la rueda estuvo pagando con dólares los bonos, pero a partir de las 15.30 comenzó a pagarlos más caros, hasta el final de la jornada. En un mercado que operó bajos volúmenes, casi 90% de los negocios fueron compras y ventas del Banco Central. La virtud que tuvo la autoridad monetaria es que esta vez es que no desequilibró los precios de los bonos que se utilizan. La relación de paridades entre los bonos, se conoce como arbitraje; y ayer, los bonos estuvieron arbitrados. Tanto el que utiliza el Central, el AL30D, como los que utiliza el sector más libre del mercado, el GD30D.

De todas maneras, siguió la compra y venta de dólares, aunque la oferta y la demanda estuvieron equilibradas porque no hubo forma de sacar ventaja con la diferencia de precios de los bonos que se utilizan para cubrirse en dólares o para girar al exterior. Al no existir la posibilidad de ganar con la diferencia de paridades, desaparecieron algunas manos grandes del mercado. Cabe aclarar que el AL30D, el bono que utiliza el Central no es atractivo para los operadores y solo lo buscan cuando pueden hacer diferencias con el GD30D.

En el mercado de los operadores, donde hay menos restricciones, no hubo grandes operaciones de dólares. No se vio ansiedad en la plaza por comprar divisas. Los inversores ven un horizonte a corto plazo, por ahora, de equilibrio y por eso las apuestas son a los bonos y depósitos indexados porque el costo de vida sube más que el dólar. Estas operaciones conocidas como carry trade, donde el mercado apuesta a ganar en pesos pensando en que, cuando se de vuelta la tendencia, volverá a cubrirse con el billete norteamericano. Con esta estrategia en lo que va del año llevan ganados más de 20% en dólares.

Los Boncer, bonos que ajustan por el costo de vida, tuvieron alzas de hasta 1,90% en el caso de los que vencen en 2024 y de 1% en los de vencimiento en 2023. Los depósitos en UVA, que también están atados a la inflación, el miércoles de la semana pasada crecieron $ 1.873 millones. En otras palabras, los bancos vieron crecer el volumen de estas colocaciones indexadas en 1,74%, mientras los plazos fijos se encuentran casi estancados. Hay pases, a los vencimientos de los plazos fijos a los UVA de quienes asumen el riesgo de inmovilizar el dinero por 90 días, es decir que les vencerá en los primeros días de julio, muy cerca de las PASO, que es el obstáculo que más temen porque puede acabar con la tranquilidad del dólar.

Muy seguro de que la tendencia seguirá, el Banco Central mantiene inalterable el nuevo ritmo de devaluación de 5 centavos diarios. Por eso el dólar mayorista cerró a $92,39. El anclaje está reforzado y preparado para una suba de la divisa de 1,7% en todo el mes. De esta manera, la devaluación será la mitad de lo que puede a llegar a ser la inflación de abril.

En esta plaza, donde se negociaron USD 225 millones porque hubo más liquidaciones de los exportadores, el Banco Central compró USD 130 millones que le permitieron incrementar las reservas en USD 49 millones a 39.797 millones.

Los dólares alternativos tuvieron ligeras subas. El dólar Bolsa o MEP con negocios por USD 24,8 millones -20% menos que el día anterior- subió 89 centavos a $ 144,66. En la plaza de los operadores, aumentó $1 a 144,85. El contado con liquidación operó USD 53,1 millones, un volumen similar al del día anterior y creció 46 centavos a $ 149,40. En el mercado de las mesas de dinero, el llamado “dólar fuga” subió 82 centavos a $151,22. El “blue” o dólar libre, recuperó $ 1 y cerró a $ 140 casi sin operaciones.

La Bolsa con un reducido monto de operaciones de $ 413 millones tuvo una caída de 1% en el S&P Merval, el índice de las acciones líderes. Toda la rueda fue en baja porque las restricciones por el Covid-19, la baja del petróleo y el retroceso de la actividad en la construcción, trajeron pesimismo y alejaron a los compradores. Los papeles más afectados fueron los de las cementeras Loma Negra (-3,23%) y Holcim (-2,96%), seguidos por las empresas de energía Ternium (-2,27%) e YPF (-2,26%).

Los ADR’s -certificados de tenencias de acciones que cotizan en las Bolsas de Nueva York- operaron un modesto monto de $ 1.573 millones. Los certificados argentinos tuvieron un buen desempeño. Lo más destacado, por segunda rueda consecutiva, fue Bioceres (+19,4%) que en el año está 123% arriba en dólares. También sobresalieron Globant (+4,5%) y Edenor (+4,3%).

Para hoy, el mercado espera la licitación de los bonos YPF Luz por USD 100 millones con ley local que despertaron expectativas porque pagan una tasa de 10,24% anual en dólares y vencen en abril de 2023. Además, los intereses los paga trimestralmente. El inversor tiene la posibilidad de cobrar 40% cash y 60% en los nuevos bonos. Con estos dólares, YPF tiene que cancelar un vencimiento en mayo.

El rendimiento es atractivo pero el problema de las Obligaciones Negociables argentinas, salvo dos o tres, es que son para tenerlas a “finish” porque no tienen liquidez, es decir no se pueden vender rápidamente porque no hay demasiados inversores que quieran tener más riesgo argentino en sus carteras.

Los bonos de la deuda, aunque subieron levemente en el exterior, siguen marcando un riesgo país superior a 1.600 puntos. Ayer el riesgo bajó 8 unidades a 1.604 puntos básicos. Por eso, el dólar con una cotización que se mantiene inmóvil hace tiempo, desentona con el bajo precio de los bonos y la falta de confianza en los activos argentinos. Mantener esta relación de dólar bajo y riesgo país alto, le cuesta reservas al Banco Central.

SEGUIR LEYENDO

Información provista porInvertir Online