Más control cambiario: el Banco Central extendió por tres meses más las restricciones para el pago de importaciones

La autoridad monetaria prorrogó hasta el 30 de junio la vigencia de la Comunicación A 7030 y sus actualizaciones, que limita el acceso al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) para la importación y exportación

La autoridad monetaria incluyó modificaciones con el objeto de simplificar su cumplimiento y el de los importadores que ingresan a través de los canales de Solicitud Particular o Courier. REUTERS/Agustin Marcarian
La autoridad monetaria incluyó modificaciones con el objeto de simplificar su cumplimiento y el de los importadores que ingresan a través de los canales de Solicitud Particular o Courier. REUTERS/Agustin Marcarian

El Banco Central prorrogó hasta el 30 de junio la vigencia de la Comunicación A7030 y sus actualizaciones, que limita el acceso al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) para la importación y exportación. Asimismo, prorrogó hasta el 30 de junio de 2021 la vigencia de las líneas de financiamiento para inversión productiva de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

La norma había sido dictada a fines de mayo de 2020 fijando, entre otros puntos, que las empresas con fondos declarados en el exterior debían disponer “primeramente de esos recursos para el pago de obligaciones comerciales con el exterior” antes de poder comprar divisas en la plaza local.

Por otra parte, también prohibió la compra de dólares en el mercado cambios a empresas que hubieran realizado operaciones de compra venta de dólares a través del mercado bursátil (contado con liquidación y dólar MEP) en los 90 días anteriores.

El espíritu de las restricciones fue frenar el goteo de reservas con un control más estricto de los dólares que utilizaban para las compras al exterior. El cepo impactó además en el precio de bienes importados, que pasaron a ajustar sus precios al dólar paralelo al dejar de tener acceso fluido a la divisa a precio oficial.

Sin embargo, la autoridad monetaria incluyó modificaciones con el objeto de simplificar su cumplimiento y el de los importadores que ingresan a través de los canales de Solicitud Particular o Courier.

Las modificaciones amplían la posibilidad de aplicar la prefinanciación de exportaciones con créditos externos para la importación de bienes de capital a insumos requeridos en procesos de elaboración de bienes exportables y hasta 50% de bienes de consumo interno”, detalló la entidad monetaria en un comunicado.

La norma “A 7030″ que fue dictada a fines de mayo fijó, entre otros puntos, que las empresas con fondos declarados en el exterior deberán disponer “primeramente de esos recursos para el pago de obligaciones comerciales con el exterior. (Adrián Escandar)
La norma “A 7030″ que fue dictada a fines de mayo fijó, entre otros puntos, que las empresas con fondos declarados en el exterior deberán disponer “primeramente de esos recursos para el pago de obligaciones comerciales con el exterior. (Adrián Escandar)

En diciembre último, el Banco Central había flexibilizado el acceso al mercado para aquellas empresas que requirieran importar bienes para incrementar la capacidad productiva de exportación, al permitir usar la totalidad de los ingresos de anticipos y prefinanciaciones del exterior con un plazo mínimo de 180 días corridos, cuando el destino fuera el pagos anticipado de bienes de capital.

En tanto, desde el sector importador consideran que con la extensión del cepo al pago de compras al exterior el Gobierno busca ganar tiempo hasta que comience la liquidación de la cosecha gruesa, que se espera para abril.

Asimismo, el Banco Central prorrogó hasta el 30 de junio de 2021 la vigencia de las líneas de financiamiento para inversión productiva de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

La normativa vigente establece que las entidades financieras deben mantener un monto disponible para estas líneas equivalente a 7,5% de sus depósitos del sector privado no financiero en pesos

De esta forma, seguirá vigente la línea mipymes que habilita a estas empresas a solicitar créditos para inversión con una tasa de interés del 30% para la adquisición de bienes de capital y del 35% para el caso del financiamiento del capital de trabajo.

La normativa vigente establece que las entidades financieras deben mantener un monto disponible para estas líneas equivalente a 7,5% de sus depósitos del sector privado no financiero en pesos.

También prorrogó hasta el 30 de junio la vigencia de la Comunicación A7030 y sus actualizaciones, que limita el acceso al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) para importación y exportación.

SEGUIR LEYENDO:


Últimas Noticias

Información provista porInvertir Online