Pasajes aéreos: por qué se congelaron la tasas aeroportuarias de cabotaje y aumentaron las internacionales

Esta semana el Gobierno decidió mantener los valores para los vuelos nacionales. Cómo funciona el sistema de subsidios cruzados

Una imagen del Aeropuerto Internacional de Ezeiza con los protocolos por la pandemia de covod-19
Una imagen del Aeropuerto Internacional de Ezeiza con los protocolos por la pandemia de covod-19

El Gobierno dispuso días atrás el congelamiento total de la Tasa de Uso de Aeroestación Doméstica (TUA) hasta fines de 2021. Según la resolución del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna) la medida se tomó con el objetivo de “no afectar la competitividad y productividad del sector; mientras se genera el resurgimiento del mismo, buscando alcanzar niveles crecientes de conectividad aérea para el beneficio de los usuarios y la potenciación de los impactos directos e indirectos del transporte aerocomercial”.

Además, se indicó que “las tasas aeronáuticas, correspondientes a operaciones domésticas que se efectúan en la Argentina, se encuentran no sólo entre las menos costosas de la región, sino del mundo, optándose, criteriosamente, por la decisión de no incrementarlas para lograr ganancias de productividad y competitividad de los distintos actores del sector del transporte aerocomercial”.

Argentina mantiene tasas para vuelos locales muy por debajo del promedio de la región, que es de 16 dólares

Por otro lado, se aumentó un 11,8%, o USD 6, la Tasa de Uso de Aeroestación Internacional. De esa manera, ese componente impositivo de los pasajes internacionales pasará, de los 51 actuales, a 57 dólares. Panamá, Quito, Bogotá Barranquilla, Medellín, Viru Viru, Cochabamba, La Paz, Cartagena de Indias, Caracas, tienen por ejemplo un valor de tasas entre 60 y 69 dólares. Este último punto generó un reclamo de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA) y de la Cámara de Compañías Aéreas en Argentina (JURCA), que advirtieron que la suba podría provocar una contracción mayor en la demanda.

Subsidios cruzados

En el mismo tono de la resolución del Orsna, que salió publicada en el Boletín Oficial el miércoles pasado, fuentes del sector indican que Argentina mantiene tasas para vuelos locales muy por debajo del promedio de la región, que es de 16 dólares. La tasa argentina está entre las más baratas; en La Paz, Bolivia, por caso, se abonan USD 1,9, y en Ezeiza y Aeroparque $195, unos 2 dólares a cotización actual. Ese es el monto que congeló el Gobierno hasta el año que viene.

Los vuelos de cabotaje mantiene su tasa en 195 pesos (REUTERS/Agustín Marcarián)
Los vuelos de cabotaje mantiene su tasa en 195 pesos (REUTERS/Agustín Marcarián)

En su momento, desde Aeropuertos Argentina 2000, el mayor concesionario de terminales locales –con operación en Ezeiza, Aeroparque y un total de 35 aeropuertos–, destacaron que al comparar la Tasa de Uso de Aeroestación que paga el pasajero internacional en Ezeiza, debe tenerse en cuenta que con ello se subsidia: más de 30 aeropuertos del país, las tasas de cabotaje y las tasas que pagan los operadores aéreos. El promedio de las tasas de uso de aeroestación, las operativas de aterrizaje, de estacionamiento de aeronaves y de uso de manga, tanto local como internacional, que se paga a nivel local es de 21 dólares.

Fuentes del sector también describen como es el formato de concesión a nivel local. Se trata de un instrumento jurídico propio de las concesiones aeroportuarias para el que muchos estados adoptaron, entre las modalidades posibles, la gestión y concesión en redes aeroportuarias de dos o más aeropuertos (sistemas aeroportuarios), que operan básicamente con subsidios cruzados. Estos subsidios sirven como un método solidario de recaudación que permite que los aeropuertos de mayor tráfico subsidien a los aeropuertos de menos tránsito, generalmente deficitarios.

Así ocurrió por ejemplo en México, India, Perú (y otros tantos países, aunque no los hubiesen concesionado, como Brasil y España) de extensos territorios que cubrir y en los que las compañías aéreas concentran el tráfico en muy pocos aeropuertos, por decisión propia o debido a la política aérea.

Para el Gobierno, el objetivo es ‘no afectar la competitividad y productividad del sector; mientras se genera el resurgimiento del mismo, buscando alcanzar niveles crecientes de conectividad aérea para el beneficio de los usuarios y la potenciación de los impactos directos e indirectos del transporte aerocomercial’

Por la gran extensión del territorio, la baja densidad demográfica y el desafío la conectividad de los mayores centros urbanos, a nivel local también se implementa como política sectorial el sistema de subsidios cruzados. Es decir, con pocos aeropuertos superavitarios se mantiene el desarrollo y operación de los que no lo son, o no lo son tanto. Eso es lo que ocurre con la concesión del Grupo A del Sistema Nacional de Aeropuertos (35 estaciones). “No solventás todos sin la tasa internacional y eso te permite que el argentino tenga una tasa de 195 pesos, Y mucho menos en este contexto, con el impacto global que tuvo la pandemia en todo el sector aerocomercial”, destacó una fuente de la industria.

Finalmente, entre los fundamentos de la medida del Gobierno, se destacó que “la modificación tarifaria que se propone no es aquella que surge del ejercicio regulatorio habitual, sino el resultado de la interacción entre la extensión del plazo de la concesión y aquellas tarifas que den sostenibilidad y viabilidad a las inversiones requeridas” y que se buscó “no afectar ningún cargo aeroportuario aplicable, directamente, a las líneas aéreas que realizan servicios domésticos o internacionales, ni afectar la tasa de uso para vuelos regionales”.

Vale recordar que el 16 de diciembre último, el Gobierno prorrogó por 10 años la fecha original de finalización del contrato de concesión de Aeropuertos Argentina 2000, hasta 2038, con un plan federal de inversiones de USD 2.500 millones, de los cuales se ejecutarán USD 1.400 millones en los próximos siete años.

Con información de Télam

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS