Tras la aprobación del Congreso, se espera una elevada adhesión para el canje de bonos con ley argentina

Ahora es inminente que se lance la transacción, que se hará en tiempo récord. La mayoría de tenedores son inversores minoristas e inversores institucionales, incluyendo a la Anses

infobae-image

Tras la finalización de la negociación de la deuda bajo ley extranjera, el próximo paso ahora son los títulos emitidos bajo legislación argentina. Este grupo de bonos también tuvo un gran salto ayer, que en las series más largos llegó a superar el 10%, siguiendo casi al unísono lo que ocurría con los bonos internacionales. Por lo pronto, se cumplió con un paso decisivo por la aprobación del canje por parte de la Cámara de Diputados, que de esta forma se transformó en ley, habilitando ya oficialmente la operación.

La estrategia de Martín Guzmán de concentrarse primero en los acreedores externos, que en su momento fue muy criticada, resultó siendo positiva. Renegociar esos USD 66.000 millones y llevar adelante las negociaciones con los grandes fondos de inversión era prioritario y ahora es mucho más fácil destrabar.

La expectativa es que el canje ley local se lleva adelante en forma muy rápida. Por un lado, porque ya está la guía de lo sucedido con los bonos internacionales, pero además porque los tenedores de títulos son mucho más amigables: básicamente se trata de pequeños y medianos ahorristas, además de inversores institucionales como compañías de seguros y la propia Anses.

El Bonar 2020 llegó a caer a menos de USD 25 cuando el Gobierno decidió postergar todos los pagos de bonos emitidos bajo ley local hasta fin de 2021. Pero ayer subió otro 3% y ya volvió a rozar los USD 50. También entra al canje el Bonar 2024, que ganó 3,8%, pero los más beneficiados fueron los títulos del canje 2005 emitidos bajo ley local: el Discount subió 8,5% y el Par (el más largo, con vencimiento en 2038) subió casi 12%.

El ministro de Economía había prometido “trato igualitario” para la deuda bajo ley local en relación a los títulos internacionales y cumplió. Incluso los bonos que se rigen por legislación argentina llegaron a cotizar con un descuento superior al 15% respecto a títulos idénticos bajo ley extranjera, una brecha que se terminó evaporando. Además, también se sumaron dos bonos CER en pesos, que amortizan en 2026 y 2028.

Los principales tenedores de bonos bajo ley local sin inversores minoristas y los institucionales, como compañías de seguros y fondos comunes. pero el grueso -cerca del 65%- está en realidad en el sector público, en especial la ANSES

Sin embargo, los cálculos de distintos analistas coincidieron en que si bien se trata de papeles más cortos la relación de canje es desfavorable. En otras palabras, es preferible optar por cualquiera de los títulos en dólares del menú. Tal como sucedió en la versión internacional, también habrá un bono al 2029 por los intereses corridos.

La expectativa es que el canje ley local se lleva adelante en forma muy rápida. Por un lado porque ya está la guía de lo sucedido con los bonos internacionales, pero además porque los tenedores de títulos son mucho más amigables: básicamente se trata de pequeños y medianos ahorristas, además de inversores institucionales como compañías de seguros y la propia Anses.

Todos los bonos elegibles son los siguientes: doce series de Letras del Tesoro (Letes) en dólares, el Bono Dual 2020, los Bonar 2020, 2024, 2025 y 2037, más los Discount y los Par del canje 2005.

Según la Oficina de Crédito Público, sólo el 35% de los bonos que ingresan en el canje local están en manos de inversores privados. Son USD 14.700 millones. El resto está en manos de tenedores públicos, incluyendo Anses y Banco Nación.

Seguí leyendo:

Martín Guzmán: “El acuerdo es un paso importante, pero no se acaban todos los problemas de la economía”

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS