Pesos versus dólares: la necesidad de liquidez de las empresas, impulsó los negocios del
Pesos versus dólares: la necesidad de liquidez de las empresas, impulsó los negocios del "contado con liqui". (Reuters)

En otra jornada agitada en el plano bursátil, las paridades cambiarias que resultan de la operatoria con acciones y bonos, que cotizan en simultáneo en la Bolsa local y en el exterior, subieron un 3 por ciento.

En el mercado de cambios, el dólar mayorista subió 18 centavos, a $64,41, con cierta recuperación en el volumen operado, que en las últimas ruedas se ubicó holgadamente sobre los 200 millones de dólares.

La reaparición de la oferta privada también permitió al Banco Central realizar posturas compradoras para recomponer reservas. La divisa interbancaria asciende un 7,6% en lo que transcurre de 2020.

A su vez, el dólar minorista escaló a 86,37 pesos para la venta electrónica, por la aplicación del impuesto “solidario” del 30 por ciento.

Mientras tanto, los bursátiles “contado con liquidación” y MEP, cuya paridad había descendido con fuerza por la conversión de dólares a pesos, en un período de acotada liquidez en moneda local por los feriados y la cuarentena que paraliza la actividad, rebotaron este viernes, hacia la zona de los 87 pesos.

“Luego del fuerte descenso reciente, por las necesidades transaccionales de pesos de los agentes económicos durante la cuarentena, las brechas se reacomodan ya que los operadores encuentran los valores del dólar MEP y ‘contado con liqui’ atractivos frente a un escenario de aceleración en la emisión monetaria”, describió Gustavo Ber, titular del Estudio Ber.

Cabe recordar que esta semana la Base Monetaria se posicionó bien por encima de los 2 billones de pesos por primera vez, con una expansión de 23% o $400.000 millones en las últimas tres semanas.

Las brechas cambiarias descendieron unos diez puntos, ahora en la zona del 34% respecto del dólar mayorista, cuando la semana pasada habían superado el 40 por ciento.

Por efecto de la cuarentena no hay transacciones en el mercado marginal, donde la semana pasada se operó al dólar “blue” a 84 pesos

“Como con cualquier shock negativo transitorio, el mismo debería ser amortiguado con los recursos ahorrados en el pasado. Los bajos niveles de ahorro que tiene nuestro país, en comparación a otras economías, indicarían que esta amortiguación va a resultar complicada de llevar a cabo”, explicó Gustavo Reyes, economista del IERAL de la Fundación Mediterránea.

En lo que va de marzo, la gran mayoría de las monedas emergentes devaluaron, con caídas superiores al 10%, mientras que el peso argentinos lo hizo cerca de 3%, a la par de la inflación doméstica.

Este viernes, el dólar subió 1,7% en Brasil, a 5,11 reales, mientras que en Chile se apreció 1,1%, a 836 pesos.

Las reservas internacionales del Banco Central exhiben escaso movimiento, aunque permanecen debajo de los USD 44.000 millones, en un piso en lo que va de 2020. El jueves los activos contabilizaban 43.866 millones de dólares.

Este jueves, el INDEC informó que la deuda externa bruta, es decir los pasivos contraídos por el sector público y el sector privado en moneda extranjera, alcanzaron al cierre de 2019 los USD 277.648 millones, casi estabiliza respecto de los USD 277.921 millones de 2018.

El resultado de la Balanza de Pagos, en tanto, dejó un déficit de USD 3.462 millones el año pasado, cifra que marcó un fuerte recorte respecto a los USD 28.003 millones de déficit en 2018.


SEGUÍ LEYENDO: