El alto acatamiento a la cuarentena es un buen signo en la lucha contra la pandemia, pero también un reflejo de su impacto económico (Foto: Cuartoscuro)
El alto acatamiento a la cuarentena es un buen signo en la lucha contra la pandemia, pero también un reflejo de su impacto económico (Foto: Cuartoscuro)

El coronavirus está entre los argentinos y el aislamiento social es imprescindible para tratar de disminuir al máximo los contagios. El aislamiento social se dispuso hasta el 31 de marzo y hay que asumir que va a ser necesario prorrogarlo por bastante tiempo más. También hay que asumir que el efecto en la economía mundial va a ser muy importante y especialmente en la Argentina.

La gran mayoría va a perder dinero, va a tener menores ingresos, se va a empobrecer. A quienes les preocupa eso, deben asumirlo y no perder de vista que lo importante es la vida y mantener la salud. Por eso, es necesario que, así como se tomo una medida drástica como el aislamiento social, se tomen ese tipo de medidas en el ámbito económico, por lo menos por 90 días y quizás más.

No hay demasiado tiempo para realizar análisis y estudios y los que se realicen pueden dar resultados que no podrán verificar. En consecuencia, entendemos que se deberían tomar medidas que mas adelante podrán ser revisadas.

¿Cuales podrían ser?

Deberían evaluarse estas medidas tributarias urgentes. Postergar por 90 días:

- El 100% del pago del monotributo y jubilación autónomos.

- El 100% del pago del IVA, del impuesto a las ganancias y de las contribuciones patronales, excepto servicios de salud y ART, para las micro, pequeñas y medianas empresas y un 50% para las empresas grandes. En el ámbito provincial, tomar la misma medida respecto al impuesto sobre los ingresos brutos, sellos y otros. En el ámbito municipal, para las tasas.

- El 100% de las tasas municipales en domicilios destinados a vivienda. El objetivo principal seria destinar los fondos de las empresas al pago de sueldos y mantener el capital de trabajo para poder continuar operando, en las actividades que lo permitan, aunque sea mínimamente.

Otras medidas

También postergar por 90 días:

- Un porcentaje de los alquileres que se deban tener que pagar. Es decir, poder diferir el una parte de los mismos.

- El 100% de las cuotas de prestamos otorgadas por los bancos como por cualquier otra entidad. Se incluyen aquellos por la compra de bienes inmuebles, automóviles, motos, electrodomésticos, etc.

- El 75% de las facturas de servicios públicos (luz, gas, teléfono) y servicios esenciales como es el acceso a internet.

- Los sueldos también deberían pagarse parcialmente para resguardar los empleados y tratar de atenuar las pérdidas de Fuentes de trabajo. Si se prorrogan parcialmente los vencimientos de los servicios, los alquileres, las cuotas de prestamos entre otras, los empleados tendrán menos obligaciones que pagar en lo inmediato por lo que podrían aplazar una parte del cobro de su sueldo. Por ejemplo, se podría determinar que se pague entre el 50% y el 75% de los sueldos, según el impacto del virus en las actividades, y quedar el saldo para cobrar mas adelante. Esto aplicaría tanto para empleados públicos como privados.

- 0% de reducción de las jubilaciones y ayudas sociales. Es decir, pago de las mismas al 100%. Para las jubilaciones de privilegio, se podría darles el mismo tratamiento que a los sueldos.

Para regularizar todas las deudas que se generen se podrían dar 12 cuotas sin interés a cancelar a partir de agosto de 2020, si es se logra controlar la pandemia. Respecto al saldo a cobrar por sueldos se podría disminuir ese plazo a la mitad, es decir, 6 meses.

Subsidios a otorgar durante 90 días

- Monotributistas, autónomos y empleados a los que les hayan disminuidos sus ingresos en mas de un 75% respecto al ultimo semestre: un monto a determinar para garantizar el acceso a la alimentación básica.

Estas medidas acrecentarán el déficit fiscal de los Estados Nacionales y su nacionales, pero si no se toman probablemente sucederá igualmente.

La población, empresarios, monotributistas, autónomos, empleados pueden verse en la imposibilidad de cumplir con sus obligaciones. Se debería emitir moneda sin respaldo, como así también se podrían emitir cuasi monedas, con las consecuencias que ello generara en el futuro sobre la economía. No obstante, entendemos que es mejor que los Estados tomen las medidas para brindar un horizonte hacia el futuro y luego se vayan ajustando las mismas de acuerdo a la evolución de los acontecimientos.

Seguí leyendo: