El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, enfrenta la difícil tarea de renegociar con los bonistas y el FMI para que el país vuelva a colocar deuda para pagar los compromisos previos
El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, enfrenta la difícil tarea de renegociar con los bonistas y el FMI para que el país vuelva a colocar deuda para pagar los compromisos previos

La Argentina y el Líbano fueron los peores casos en términos de ingreso de capitales en 2019, en un contexto de éxito el resto de los mercados emergentes.

Con el corsé del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Argentina se quedó en 2019, durante el gobierno de Mauricio Macri, afuera de los beneficios uno de los mejores años en términos de ingresos de capitales para los mercados emergentes, que este año se volverán más selectivos.

Un informe del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF) indicó que el año pasado “vio un retorno de los flujos a los mercados emergentes, con la deuda de esos países con un sólido desempeño y como polo de atracción de una gran cantidad de fondos”.

La excepción fueron dos países: “Los spreads crecieron en forma dramática en 2019 en la Argentina y el Líbano, las dos mayores historias de crisis en los mercados emergentes del año pasado”.

El rebote generalizado del ingreso de capitales se produjo por la política de bajas tasas de interés de los principales bancos centrales del mundo frente a la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

“El mercado de divisas extranjeras tuvo un buen rendimiento, pero también el de deuda local, a partir de altas tasas y monedas estables”, se explicó.

La entidad aclaró que los inversores extranjeros este año serán más “selectivos” y se focalizarán en algunos países con “buenas historias”.

En particular, señaló la entidad presidida por Tim Adams, aparecen buenas oportunidades en Indonesia, Rusia, Ucrania y Turquía. Sin embargo, el alto nivel de tasas puede limitar el ingreso de flujos muy importantes.

La Argentina aparece fuera del radar de los grandes fondos de inversión, salvo entre aquellos que tienen bonos que formarán parte de la reestructuración de la deuda que inició el Gobierno.

Tal como informó Infobae, antes de fin de mes el comité de acreedores formado en Nueva York viajará a Buenos Aires para reunirse con los funcionarios del Ministerio de Economía que lidera Martín Guzmán.

Estos fondos de inversión quieren proponerle al Gobierno una solución que evita la intermediación de los bancos globales, con un cambio en las condiciones de los bonos, pero evitando un canje.

En paralelo, aunque el presidente Alberto Fernández dijo que una misión del FMI llegaría al país en los primeros días del año, los principales negociadores técnicos del organismo multilateral todavía no tienen una fecha programada para conversar con el equipo económico.

El auditor regional está en México y todavía no tiene fecha de viaje a Buenos Aires
El auditor regional está en México y todavía no tiene fecha de viaje a Buenos Aires

El Gobierno sabe que necesita mantener conversaciones paralelas con los bonistas y con el Fondo, para cumplir con su objetivo de reestructurar la deuda en el primer cuatrimestre del año, cuando posiblemente las reservas del Banco Central estén llegando a un punto límite como canilla para seguir pagando la deuda.

Seguí leyendo