Los bonos argentinos se operan a precios de default. (AP)
Los bonos argentinos se operan a precios de default. (AP)

El Riesgo País retomó el alza este viernes, en una rueda en la que se aproximó a los 2.200 puntos, aunque por la tarde moderó el incremento a 79 puntos básicos, hasta las 2.172 unidades.

El referencial de JP Morgan mide la diferencia de las rentabilidades de los bonos del Tesoro de los EEUU y las emisiones soberanas de países emergentes.

El bono del Tesoro norteamericano a diez años se operó con una tasa de 1,903% anual.

Recientes informes de Merrill Lynch, Moody's y JP Morgan dieron señales de alerta sobre la debilidad de los activos financieros argentinos y anticiparon un escenario de reestructuración o default de la deuda soberana de Argentina.

Asimismo, el gestor de índices Morgan Stanley Capital International (MSCI) someterá a consulta la permanencia de Argentina en la categoría de Mercado Emergente. MSCI mencionó que los recientes controles de capitales instrumentados por el gobierno de Mauricio Macri podrían deteriorar la accesibilidad al mercado por parte de los inversores.

Estos controles podrían derivar en que el país sea removido del índice de Mercados Emergentes al que accedió en junio de 2018, informó MSCI, que recibirá las opiniones de los participantes del mercado hasta el 13 de diciembre, tras lo que comunicará los resultados antes de fin de año.

Desde el FMI confirmaron que el Ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, se reunirá con las autoridades del organismo hacia finales de este mes.

El equipo económico argentino viajaría a Washington con el objetivo de continuar las conversaciones del programa Stand By, en un contexto donde todavía no hay ninguna definición sobre el próximo desembolso de USD 5.400 millones que inicialmente estaba previsto para las próximas semanas.

Así, sin anuncios concretos en cuanto al desembolso ni nuevas definiciones en relación a la deuda, los bonos argentinos operan con mayoría de bajas.

SEGUÍ LEYENDO: