Suben los bonos norteamericanos y las tasas de retorno caen a niveles de 2016. (Reuters)
Suben los bonos norteamericanos y las tasas de retorno caen a niveles de 2016. (Reuters)

La expectativa por un relajamiento de las tasas de interés de la Reserva Federal (Fed) de los EEUU también tiene su correlato en el mercado de deuda norteamericano. La tasa del bono del Tesoro de los EEUU a 10 años, una referencia global, retrocedió durante la mañana a 2,03% anual, un piso desde el 9 de noviembre de 2016 (1,928%). Sobre el cierre de la operatoria neoyorquina se situaba en un 2,06 por ciento.

Hace un año, los Treasuries a 10 años rendían por encima del 3%. Aquella escalada de la tasa iniciada a finales de abril de 2018 provocó una abrupta salida de fondos posicionados en deuda emergente que golpeó con contundencia en la Argentina: los precios de los títulos públicos se hundieron 30% en dólares en pocos meses, el Riesgo País se catapultó 500 puntos básicos y el valor del dólar en la City porteña saltó 100 por ciento.

La caída de los rendimientos de los bonos del Tesoro obedece a una mayor demanda por cobertura, que mejora los precios de este activo. Dicha baja de los rendimientos ayuda en esta jornada a una gradual caída de la tasa de retorno de los títulos soberanos de países emergentes. La brecha entre ambas tasas es lo que la banca JP Morgan mide en su índice de Riesgo País.

El Riesgo País argentino cede este martes un 2,1% ó 18 enteros, a 832 puntos básicos. Se trata de una cifra muy elevada en la comparación regional, que lleva al gobierno argentino a calcular una tasa de retorno superior al 10% anual en dólares en caso de intentar una colocación de deuda soberana en el exterior a un plazo de 10 años.

Los bonos argentinos subieron entre 3 y 6 por ciento la semana pasada, para alejarse de los precios mínimos observados en mayo. En el mismo sentido, el Riesgo País cedió de los 1.000 puntos básicos alcanzados el 26 de abril y el 3 de junio pasados.

"Con esta suba de precios la curva de rendimientos de bonos en moneda extranjera mostró un mayor descenso en el tramo corto que del largo, y eso resulta positivo", reseñaron desde Research for Traders.

El Riesgo País argentino sigue muy alto, aunque cede al nivel más bajo en dos meses

Las economías centrales debaten en estas últimas semanas como eludir un estancamiento económico a través de una flexibilización de las tasas de política monetaria. Además, la reciente inversión de la curva de tasas de la deuda soberana en los EEUU, que ofrecen mayor rendimiento en el corto plazo que en el largo, es advertida como una señal de expectativas de recesión.

Esta semana se reunirá el comité de política monetaria de la Fed de EEUU, encabezada por su presidente Jerome Powell.

"Acá se apunta a esperar a ver, y luego de las últimas intervenciones de Powell, a un organismo dovish (proclive a la laxitud monetaria) que continúe apuntando a la posibilidad de un recorte en la tasa más temprano que tarde", consideraron los analistas de Portfolio Personal Inversiones.

La probabilidad de un recorte esta semana es baja, del orden del 30%, pero asciende a más del 60% para julio. "En consecuencia, lo que se espera leer es que el organismo dejo sí allanado el camino para un recorte en la próxima reunión", añadieron desde Portfolio Personal.

"El mercado está esperando que la Fed sea muy rápida para actuar, cosa que no siempre sucede, esperando que la entidad monetaria baje al menos 50 puntos básicos la tasa de referencia hasta fin de año para apuntalar a la economía norteamericana", reportó la correduría Allaria Ledesma y Compañía.

SEGUÍ LEYENDO: