La industria automotriz fue la que registró la capacidad instalada más baja en abril (37,6%)
La industria automotriz fue la que registró la capacidad instalada más baja en abril (37,6%)

El uso de la capacidad instalada de las fábricas volvió a caer en abril 6 puntos porcentuales respecto del mismo mes del año pasado, aunque se ubicó por encima del 60%, después de cuatro meses consecutivos en los que se había ubicado por debajo de ese umbral. Según informó el Indec, las industrias registraron una utilización de sus instalaciones del 61,6% en el cuarto mes del año, frente al 67,6% de abril del año pasado. Creció respecto de marzo, cuando el uso de la capacidad instalada fue del 58,8%.

Los números informados por el organismo demuestran la fuerte caída de la producción que registra la actividad manufacturera desde mediados de 2018. Los datos de actividad de abril mostraron una contracción de 8,8% en relación con el mismo mes del año anterior y un repunte de 2,3% respecto de marzo. En términos interanuales, la industria acumuló hasta abril 12 meses consecutivos de merma y las empresas no prevén un cambio de tendencia en lo que resta del año.

La capacidad instalada promedio se ubicó en 61,6%, con sectores como el automotriz, que registró un 37,6%; el de metalmecánica excepto automotores, con 46,7%; productos textiles, en 49,5%

También avizoran un 2020 duro, según los pronósticos de la UIA, que no sólo proyecta un mercado interno con pocas posibilidades de reactivación, sino también una plaza externa complicada ante el menor crecimiento proyectado de Brasil.

La capacidad instalada promedio se ubicó en 61,6%, con sectores como el automotriz, que registró un 37,6%; el de metalmecánica excepto automotores, con 46,7%; productos textiles, en 49,5%; y productos de caucho y plástico, en 51,5%. También se ubicaron por debajo de la media la producción del tabaco, que registró un uso de sus instalaciones del 58,6%; edición e impresión, con 59,8%; y productos alimenticios y bebidas, con 60,7%.

Por encima, se ubicaron productos minerales no metálicos (67,2%); papel y cartón (68,4%); sustancias y productos químicos (70,5%); refinación del petróleo (72,1%) e industrias metálicas básicas (82%).

El único sector que vio incrementada su capacidad instalada en términos interanuales fue el de edición e impresión, que de registrar un uso de sus instalaciones del 58,6% en abril del año pasado, este año trepó al 59,8%, según el Indec. El resto reflejó caídas, pero el sector que marcó la mayor contracción fue el automotriz, con un aumento de 21 puntos de su capacidad ociosa en un año.

Seguí leyendo: