La industria fue uno de los rubros más afectados por la recesión del año pasado
La industria fue uno de los rubros más afectados por la recesión del año pasado

La producción nacional de vehículos se redujo en mayo a 30.280 unidades, 35,3% menor que la de un año antes, pero similar al mes previo. Se estabilizó por cuarto mes consecutivo en un ritmo de un modesto nivel de 360.000 máquinas al año, por debajo de la mitad de la capacidad instalada en el conjunto de la industria.

El factor determinante de tan pobre desempeño es el debilitamiento del mercado interno porque los potenciales compradores vieron licuados sus niveles de ingresos con la aceleración de la inflación, pero además los precios promedio de las unidades subieron un 88%, a ritmo de la tasa de devaluación por la singular gravitación de las partes importadas y por la escalada de las tasas de interés y consecuente retracción del crédito prendario.

De ahí que las ventas a concesionarios descendieron a 27.947 unidades, a un ritmo de apenas 336.000 mil al año, 63,1% inferiores a las de igual mes del año anterior, informó Adefa.

La producción de automotores consolidó en mayo un ritmo de apenas 360 mil unidades al año

De ahí que el gobierno nacional acordó con la industria la bonificación de la venta de 0 km hasta gama media, entre $50.000 y $90.000, inicialmente con un cupo de $1.000 millones para unidades de $750.000 en el primer caso y $2 millones en el segundo.

Al respecto y destacando en primer lugar el pilar producción y exportación, el presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), Luis Fernando Peláez Gamboa, dijo: "Con el fin de reactivar la actividad sectorial inicialmente desde la demanda, hemos lanzado y acompañado el Plan Junio 0 km. Entendemos que, en el contexto actual, es importante contar con un plan para mejorar la actividad. Si bien es prematuro estimar su resultado, entendemos que nos permitirá generar un cambio de expectativas y en consecuencia una mayor circulación por los salones de venta y mejorar los volúmenes".

Es importante contar con un plan para mejorar la actividad. Si bien es prematuro estimar su resultado, entendemos que nos permitirá generar un cambio de expectativas (Luis Fernando Peláez Gamboa)

Y agregó: "Estas medidas se suman a otras acciones que se han implementado, como la elevación de los reintegros a la exportación, o la reducción de los aranceles de importación para un listado definido de autopartes no producidas localmente. Aguardamos que estas medidas permitan ir revirtiendo la tendencia negativa al comparar la actividad con la base interanual".

Por el contrario, las exportaciones se ubicaron en 21.834 unidades y tuvieron sendos incrementos de 6,3% con relación a abril y 1,9% más que un año antes. Fueron variaciones muy modestas para compensar el debilitamiento que afecta al mercado interno.

Las exportaciones se ubicaron en 21.834 unidades y tuvieron sendos incrementos de 6,3% con relación a abril y 1,9% más que un año antes

Cinco meses con saldo contractivo

Entre enero y mayo el sector automotor acumuló 137.266 unidades producidas, 32,5% menos que en igual tramo del año anterior.

En ese período, los despachos al exterior cayeron 8,5% a 90.285 vehículos; muy inferior a la contracción del 58,9% que acumuló el mercado mayorista, a 150.566 unidades.

El balance comercial, en términos de cantidades, fue superavitario en mayo, con 1.920 máquinas, en contraste con un año antes cuando se anotó un déficit de 34.138 unidades. En los 5 meses el resultado del intercambio fue negativo en 16.748 equipos, se contrajo 89,8 por ciento.

En mayo se registró un saldo comercial con el resto del mundo positivo en 1.9820 máquinas, en contraste con un rojo de 34.138 un año antes

La cautela que mantienen en la industria sobre el impacto del subsidio acordado con el Gobierno se explica porque el monto asignado representa el equivalente a un mes promedio de ventas en los primeros 5 meses del año. Tal vez un poco más, si se tiene en cuenta que no alcanza al selecto segmento de gama alta y de lujo.

Seguí leyendo: