Fuente: Abeceb.com, en base a INDEC.
Fuente: Abeceb.com, en base a INDEC.

Con los resultados del mes de abril, el primer cuatrimestre del año muestra un intercambio comercial significativamente menor (USD 35.836, lo que implica una caída del 16,1%) ante reducciones de las exportaciones del 1,2% y de las importaciones del 28,9%, siempre en comparación al mismo período del año 2018.

Un informe de Abeceb.com apuntó que "por el lado de la inversión, la caída interanual de -42,3% en la importación de bienes de capital y de -28,2% en piezas y accesorios de bienes de capital resulta consecuente con la baja utilización de la capacidad instalada".

La producción fabril podría incrementarse significativamente sin incurrir en nuevas inversiones

Ambos rubros significaron en abril una reducción de las compras al exterior por USD 850 millones respecto de abril de 2018, con un superávit comercial en el mes de 1.131 millones millones.

En los primeros cuatro meses del año las importaciones de de bienes de capital y accesorios de bienes de capital se contrajeron en USD 3.111 millones respecto de los ingresos de bienes en enero-abril de 2018, fundamento del superávit comercial del período, por 3.147 millones de dólares.

Fuente: INDEC
Fuente: INDEC

En el mes de marzo de este año, la cifra era de 57,7% (13,6 puntos porcentuales por debajo de los niveles de marzo de 2018 y 1,4 punto menos que en febrero de 2019).

"Esto significa que la producción industrial podría ser significativamente incrementada sin incurrir en nuevas inversiones, siendo automotriz, metalmecánica y textiles las más afectadas", destacó Abeceb.com.

Tres de las cuatro caídas interanuales de importaciones más importantes por posición arancelaria las comprenden los vehículos para transporte. Entre las tres partidas significaron USD 465 millones menos de importaciones con respecto al mismo mes del año pasado.

En abril los patentamientos de vehículos se contrajeron 51,9% con mayor caída en aquellos vehículos de origen importado (-53,7%) frente a los nacionales (-47,5%).

Según el estudio, la dinámica negativa de las ventas en los meses venideros terminó impactando en mayor medida a la venta mayorista, que se contrajo -60,3% en virtud del elevado nivel de stock con el que cuentan las concesionarias que a los niveles actuales de demanda cubre más de cinco meses de ventas, siendo que el ratio histórico para dicho indicador se ubica en el rango 2-3 meses según la fase del ciclo económico.

Seguí leyendo: