El dólar avanza 19,6% en el transcurso de 2019. (Adrián Escandar)
El dólar avanza 19,6% en el transcurso de 2019. (Adrián Escandar)

Una jornada financiera muy adversa en el exterior, por el anuncio de represalias comerciales que ejecutará el gobierno chino sobre importaciones estadounidenses, dejó secuelas también en el mercado argentino.

La depreciación generalizada de monedas emergentes se observó nítida en Brasil, donde el dólar trepó 0,8% o tres centavos, a 3,98 reales.

Con la misma tendencia, el dólar ascendió 30 centavos o 0,7% en bancos de la City porteña, a $46,10 para la venta en sucursales del Banco Nación. En el promedio de bancos del microcentro porteño finalizó a $46,39 para la venta.

En el mercado mayorista se pactó al cierre a 45,10 pesos. En 2019 la divisa norteamericana se encarece un 19,6 por ciento.

El Banco Central efectuó por cuenta del Ministerio de Hacienda tres subastas de divisas por un total de USD 60 millones, a un valor promedio de 45,36 pesos.

Fuentes de la plaza cambiaria aseguraron que la participación oficial fue intensa en el mercado de futuros, donde se operaron $1.097,7 millones en el ROFEX. Las posiciones para fin de mes cerraron a $46,72, mientras que para diciembre de 2019 terminaron a 62,90 pesos.

China planea imponer aranceles a productos de Estados Unidos valorados en USD 60.000 millones, como respuesta a las medidas del gobierno de Donald Trump, en medio del conflicto comercial entre los dos países. EEUU intensificó una guerra arancelaria con China el viernes al elevar los impuestos a productos chinos valorados en 200.000 millones de dólares.

El gigante asiático informó en un comunicado que los nuevos aranceles a bienes estadounidenses, que entrarán en vigor el 1 de junio, irán del 5 a 25 por ciento y se aplicarán sobre un total de 5.140 productos.

En el plano doméstico, la economía argentina también mantiene dificultades, con caída del PBI y una inflación que se mantiene por encima del 50% anual, a poco más de cinco meses de las elecciones presidenciales, cuyos candidatos todavía no están definidos.

"El factor riesgo político, sumado a las turbulencias que han sufrido los mercados emergentes durante este último mes han hecho que los ahorristas decidan salir de plazos fijos y volcarse al dólar a pesar de la fuerte suba de tasa que ronda el 74%", explicó Augusto Quiñones, analista de First Capital Group.

Nery Persichini, jefe de Inversiones de GMA Capital, aportó que "los argentinos somos especialistas en proteger nuestro patrimonio. Marcados a fuego por el Rodrigazo, la hiperinflación, la crisis de la convertibilidad, el default, el cepo cambiario y otros flagelos de la historia económica, el destino de los ahorros domésticos fue mutando con un objetivo doble: preservar el valor y garantizar los derechos de propiedad".

Por otra parte, Ecolatina subrayó que en las últimas dos semanas, el "anuncio de que el Banco Central podría intervenir en el mercado spot (de contado) antes de que el dólar superara el techo de la zona de no intervención -51,448 pesos-, ahora llamada zona de referencia, disipó algunas presiones cambiarias".

Un día negativo para las divisas emergentes afecta más al peso argentino, debilitado por los problemas domésticos

"Una menor depreciación del peso ayudaría a que la recaudación en dólares no se desplomara y a estabilizar el cociente deuda sobre PBI", acotó Ecolatina.

Las dudas surgen a partir del verdadero nivel de activos con los que cuenta la autoridad monetaria para intervenir en la plaza. Los analistas consideran que las reservas "netas" apenas superarían los USD 20.000 millones, aunque este monto se ampliaría a unos USD 40.000 millones si se le suman los 130.000 millones de yuanes, producto del "swap" de monedas con el Banco Popular de China, que podrían convertirse hoy a unos 18.920 millones de dólares.

En el último mes el dólar se apreció 2,7% respecto del yuan, que opera a su nivel más bajo en nueve meses.

"El BCRA está sentado sobre USD 20.000 millones más otros USD 7.000 millones del Tesoro depositados en el Central. E incluso si fuera necesario, el BCRA podría activar parte del REPO ( operación de crédito a corto plazo) con el Banco Popular de China que en diciembre de 2018 se había extendido totalizando hoy más de USD 17.000 millones. En consecuencia, poder de fuego hay, y sumaría más de USD 44.300 millones", según un cálculo de Portfolio Personal Inversiones.

No obstante, para Economía & Regiones, "la política de ventas de reservas es muy difícil que aguante hasta las elecciones; es decir, es muy probable que tenga que ser abandonada con anterioridad a los comicios, impactando negativamente en el dólar y la inflación".

Por la cancelación de deuda, en el último mes las reservas internacionales del BCRA cayeron más de USD 9.000 millones, a USD 68.111 millones, desde el récord de USD 77.481 millones del pasado 9 de abril, cuando se efectuó el último desembolso del Fondo Monetario Internacional (FMI).

SEGUÍ LEYENDO: