La plaza financiera local superó una semana difícil por factores externos e internos (NA)
La plaza financiera local superó una semana difícil por factores externos e internos (NA)

El mercado financiero local dio señales de resistencia ante algunos acontecimientos adversos del exterior que tuvieron amplia repercusión en el terreno doméstico.

La dura negociación comercial entre los EEUU y China motivó una baja en los indicadores de Wall Street. Naturalmente, los temores sobre la evolución del comercio internacional y la economía global afectaron más a los bonos y acciones de países emergentes.

En ese aspecto, los ADR de compañías argentinas exhibieron sensibles repuntes en sus cotizaciones en dólares, en una semana en la que el Dow Jones de Industriales de Wall Street promedió una baja de 2%, después de que el presidente de los EEUU, Donald Trump, anunciara el incremento de 25% de los aranceles para USD 200.000 millones de productos chinos que importa su país, mientras que se gravarían en el futuro cercano otros USD 325.000 millones adicionales a la misma tasa.

Fuente: Rava Online
Fuente: Rava Online

"Tras varias ruedas de idas y vueltas, finalmente llegó la fecha límite impuesta por Trump para aumentar los aranceles a las exportaciones chinas. Como lógicamente no se alcanzó un acuerdo en las primeras negociaciones con Liu He, vice premier chino, las amenazas se volvieron realidad", describió un reporte de Portfolio Personal Inversiones.

"Sin embargo, un dato para recalcar: el primer aumento tarifario entrará en práctica recién en dos semanas, por lo cual los mercados estiman que se llegará a un acuerdo previo a la puesta en marcha de las mismas", agregó.

El S&P Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos), en 33.400 puntos, concretó una mejora de 3% en pesos en la semana. Esta se acotó a 2,2% en dólares. Nada mal, dado el estado de las variables económicas del país y el desfavorable clima de negocios en el exterior.

En 2019 las acciones argentinas suman un alza de 10,2% en pesos, pero en dólares restan 7,3%

"Más allá de la mayor independencia que vienen exhibiendo los activos domésticos respecto al más cauteloso clima externo, la continuidad de una dinámica de recuperación seguirá asociada a las señales políticas, ya que se van acercando las claves definiciones de junio", comentó Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.

También los bonos soberanos demostraron una saludable estabilidad, que se tradujo en una caída de 3,4% del Riesgo País argentino, que quedó apenas debajo de los 900 puntos básicos.

El Riesgo País mide la brecha de tasas de interés de los títulos de deuda de los EEUU respecto de sus pares emergentes. La disputa comercial entre los EEUU y China impulsó la búsqueda de refugio inversor en bonos del Tesoro: a la consecuente suba de precios por una mayor demanda le correspondió una baja de las tasas de retorno, a 2,45% anual para las emisiones a 10 años. Por eso fue positivo que también descendiera el Riesgo País argentino, pues suele responder al alza cuando suben de precio los bonos norteamericanos de referencia.

Otra consecuencia de la "guerra comercial" fue la caída de los precios internacionales de las principales exportaciones de la Argentina. El posible cierre del mercado chino hundió a las cotizaciones de la soja y derivados industriales a mínimos no vistos en una década. La oleaginosa quebró el piso de los USD 300 por tonelada en el mercado de Chicago, a USD 296 para los contratos más negociados, con entrega en julio.

En forma indirecta, la novedad trajo un beneficio de corto plazo para el frágil mercado financiero, pues se observó un incremento de las liquidaciones de los exportadores que ayudó a reducir la volatilidad cambiaria. Este viernes se operaron más de USD 1.000 millones en el segmento de contado, el volumen más grande en lo que va de 2019.

Con mayor protagonismo de dólares comerciales, lejos estuvo el Banco Central de tener que apelar a una eventual venta de divisas dentro de la zona de "no intervención", como anunció el pasado 29 de abril. La divisa de EEUU concluyó a $46,04 en promedio para la venta minorista, y $44,80 mayorista, con alza de 0,8% en la semana.

"Si bien la intervención del Banco Central en el mercado de futuros logró calmar la suba, la alta volatilidad implica una inestabilidad constante. A pesar de esto, la autoridad monetaria convalidó una baja en la tasa de LELIQ, que se encuentra actualmente en 72,5%", precisó Invecq Consultora Económica.

La autoridad monetaria logró hilvanar este viernes la sexta baja consecutiva para la tasa de política monetaria, después de haber alcanzado un máximo de 74,069% el 2 de mayo, mientras que acumuló una notable absorción de $129.200 millones a través de las Letras de Liquidez (LELIQ) en siete ruedas operativas de mayo. En el mismo sentido, el stock de este instrumento de deuda de la entidad monetaria alcanzó esta semana un nuevo récord nominal de 1.091.900 millones de pesos ($1,09 billón).

Seguí leyendo: