Guido Sandleris (centro), presidente del BCRA
Guido Sandleris (centro), presidente del BCRA

En línea con el objetivo de Base Monetaria promedio mensual anunciado para marzo, ajustada luego de haber sobrecumplido en febrero la meta mensual por unos $40.000 millones, el Banco Central licitó Letras de Liquidez (LELIQ) por 200.527 millones de pesos.

Dicha colocación representó una contundente absorción monetaria de unos $38.600 millones, frente a vencimientos en el día por 160.000 millones de pesos.

La autoridad monetaria también optó por un incremento de los rendimientos de las LELIQ a siete días, cuya tasa promedio de corte se ubicó en 50,551% anual, con un aumento de 33 puntos básicos. La tasa máxima alcanzó 51,45%, mientras que la mínima adjudicada fue de 48,752 por ciento.

La tasa de referencia subió en once de las últimas doce jornadas financieras y acumuló un alza de 6,6 puntos porcentuales, detrás del ascenso del tipo de cambio: el dólar también se encareció 6,6%, desde los $38,22 en el mercado mayorista el pasado 14 de febrero a los $40,75 de este miércoles.

El BCRA emitió un comunicado de política monetaria en el cual informó el sobrecumplimiento de la meta de Base Monetaria (moneda en circulación, cheques cancelatorios y depósitos en cuenta corriente) para febrero, cuando el promedio mensual de la Base Monetaria fue de 1,341 billón de pesos, frente a una meta de 1,384 billón de pesos.

Un informe de Puente apuntó que "ante un escenario de inflación elevada, el BCRA resolvió mantener hasta mayo el sobrecumplimiento de 43.000 millones de pesos registrado en febrero, reduciendo el objetivo de Base Monetaria entre marzo y mayo en ese monto".

La tasa de política monetaria subió en once de las últimas doce jornadas financieras

Según cálculos de Gabriel Caamaño, economista de la Consultora Ledesma, en lo que va de marzo el Central lleva absorbidos $69.461 millones a través de LELIQ "en línea con lo que se previó dada la meta de Base Monetaria anunciada".

Ante la potente absorción de liquidez del BCRA también crece el stock de la deuda de la entidad. El total de LELIQ en circulación vuelve a aproximarse a los 900.000 millones de pesos, equivalentes a unos 22.057 millones de dólares.

La autoridad monetaria debe ejecutar una delicada sintonía entre el nivel de tasa de interés de referencia, el rango de precios al que aspira se desenvuelva el dólar, el volumen de liquidez de pesos en la economía, en el marco de una inflación anual del 50%, y también tiene que monitorear que no se desborde el stock de deuda que acumula en su balance.

Un análisis de la consultora Delphos Investment aportó que "el 2019 es un año clave para la Argentina ya que la elección presidencial se presenta en un momento económico complejo. Vemos que la probabilidad entre continuidad o cambio es bastante simétrica".

Seguí leyendo: