Leandro Cuccioli, titular de la AFIP
Leandro Cuccioli, titular de la AFIP

Por octavo mes consecutivo el desempeño de la recaudación fue insuficiente para superar los efectos de la aceleración de la inflación que se observa desde mediados de 2018 respecto del año previo, porque salvo el Impuesto sobre los Créditos y Débitos Bancarios, además de las retenciones sobre las exportaciones, en general el pago de los tributos acusa un rezago de 30 a 40 días desde el momento en que se devenga hasta que se ingresa a alguna de las cuentas del organismos: DGI, Aduana y Anses.

La jornada dominada por la apertura de la Asamblea Legislativa en el orden nacional y también provincial llevó al Administrador Federal de Ingresos Públicos, Leandro Cuccioli, a interrumpir el clásico encuentro mensual con la prensa, para difundir y explicar las principales variaciones de los recursos tributarios.

Por octavo mes consecutivo el desempeño de la recaudación fue insuficiente para superar los efectos de la aceleración de la inflación

El faltazo no se puede atribuir al mal desempeño de los recursos tributarios, porque el aumento del 40,4%, inferior a la tasa de inflación de los últimos 12 meses en más de 9 puntos porcentuales, es un fenómeno que se inició en julio de 2018, en pleno proceso de fuerte devaluación del peso, receso de la actividad y claras muestras de las inconsistencias que tenía el primer acuerdo con el FMI.

Tan pobre comportamiento estuvo alineado con la acumulación también de 8 meses consecutivos de contracción del mercado de bienes durables, como automotores, motos e inmuebles a estrenar.

Los recursos tributarios alcanzaron $330.890,7 millones, con un incremento interanual del 40,4% en términos generales, del 52,9% en Ganancias y del 43,2% en el tramo impositivo del IVA, informó la AFIP.

En el IVA neto, el aumento fue del 33,6%, con un crecimiento del 43,2% para el tramo impositivo y del 8,9% en el aduanero, pese a que la variación del tipo de cambio en los últimos 12 meses fue de más de 90%, y rigen las retenciones adicionales de $4 para el agro y $3 para los productos industriales que en conjunto aportaron unos $11.100 millones.

La AFIP explicó que "el resultado del IVA aduanero se vio afectado por la disminución de las percepciones en el IVA para importaciones de bienes muebles por el cambio normativo de octubre pasado. Además, hubo un incremento en las devoluciones respecto del año anterior". En conjunto restaron unos $3.000 millones.

El IVA impositivo, sobre la producción nacional, aumentó 43,2% en los últimos 12 meses, significó una baja del 4,3% en términos reales

En el impuesto a las Ganancias, la recaudación aumentó el 52,9%. El resultado se vio fortalecido por el ingreso del cuarto anticipo de personas humanas correspondiente al período fiscal 2018, una mayor distribución de facilidades de pago debido a los diversos planes vigentes, y la acreditación de compensaciones netas principalmente desde el IVA. En el sentido contrario, impactaron en forma plena los nuevos parámetros actualizados de escalas y deducciones personales.

El impuesto a los débitos y créditos en cuenta corriente aumentó el 47,3%, mientras que la recaudación del Sistema de Seguridad Social creció el 30,4%. El aumento en las remuneraciones y una mayor distribución de facilidades de pago debido a los diversos planes vigentes fortalecieron este último resultado. En cambio, la suba se vio atenuada por la convergencia a la unificación de la alícuota y el aumento del mínimo no imponible establecidos por la reforma tributaria de 2017, que pasó de $2.400 a $7.003,68.

En el comercio exterior, los derechos de exportación aumentaron 212,9%, por la suba del tipo de cambio, el derecho de exportación adicional sumó $11.363 millones y a los servicios $774 millones, y dos días hábiles más de recaudación. En tanto, los derechos de importación registraron una suba del 22,3 por ciento.

El bimestre cerro con un incremento de 39,6 por ciento.

Seguí leyendo: