El billete de 1.000 pesos entró en circulación a fines de 2017. Su uso ya es cotidiano. Pero en las últimas horas empezaron a circular mensajes en las redes sociales que advertían sobre presuntas maniobras para colocar billetes falsificados en los barrios.

En medio de esa viralización creciente, el Ministerio de Seguridad de la Nación y el Banco Central (BCRA) difundieron unos videos instructivos con instrucciones para detectar si el papel moneda que está simbolizado con la imagen del hornero está adulterado o es auténtico.

Uno de los materiales institucionales tiene como protagonista al inspector de la Policía Federal Darío Álvarez Lomaquiz. "Tomá nota. Queremos que conozcas las medidas de seguridad del billete de 1.000 pesos", reza el mensaje que acompaña el video difundido ayer por la cartera que conduce la ministra Patricia Bullrich.

En el video, el oficial de la PFA advierte sobre varios puntos de seguridad del billete, como las bandas visibles y las que se observan a trasluz. También destaca la inscripción con el número 1.000, que debería cambiar de color verde a azul.

"Esto es una medida de seguridad importante porque muchos falsificadores lo que hacen es tratar de imitarla al colocarle un tipo de brillantina", alerta en la secuencia el inspector Álvarez Lomaquiz.

Fuentes del Banco Central le bajaron el tono al fenómeno viral y señalaron a Infobae que el registro de billetes falsos de $1.000 está teniendo una incidencia "normal" en el sistema financiero. Es decir, rechazaron de plano que haya una adulteración masiva en comparación con lo que ocurre con billetes de otros valores y denominaciones.

Aun así, la autoridad monetaria recordó también en sus redes institucionales un spot para alertar sobre posibles adulteraciones. El video, de unos 30 segundos, destaca como elementos a considerar la tinta de variabilidad óptica, la marca de agua del hornero, el hilo de seguridad y el detalle de la impresión calcográfica, entre otros aspectos.

Según informó el BCRA, todos los billetes tienen un tamaño uniforme de 155 mm de ancho y 65 mm de alto. El papel utilizado es 100% de fibra de algodón, con un peso de 83 gr/m2, exento de fluorescencia a la luz ultravioleta, con una impresión en tres etapas sucesivas, bajo sistemas de impresión offset, calcografía y tipografía.

El billete naranja con la figura del hornero salió a la calle el 30 de noviembre de 2017. "Es un pájaro emblemático que se distingue por el potente nido que construye, su casita de adobe. Esta ave sudamericana en 1928 fue denominada Ave Nacional por la organización conocida como Aves Argentinas", resaltó la entidad monetaria.

Billetes 1000 pesos hornero BCRASeguí leyendo: