José Luis Espert y Javier Milei en la fiesta de fin de año que reunió a economistas liberales
José Luis Espert y Javier Milei en la fiesta de fin de año que reunió a economistas liberales

Primer acto: el jueves de la semana pasada la filial local de la Fundación Friedrich Naumann para la Libertad festeja el fin de año en la discoteca New York City, y la noche termina con un grupo de reconocidos economistas ultraliberales saltando en el escenario al grito de "Espert presidente".

El aclamado José Luis Espert daba vueltas abrazado a Javier Milei, y a ambos lados bailoteaban y gritaban el asesor financiero Miguel Boggiano, Fausto Spotorno del estudio de Orlando Ferreres; Agustín Etchebarne de la Fundación Libertad y Progreso; el titular de la consultora Economía y Regiones y ex socio de Rogelio Frigerio, Diego Giacomini; y, curiosamente, también Guillermo Nielsen, el ex viceministro de Néstor Kirchner que renegoció la deuda en default y luego tuvo una frustrada candidatura a jefe de gobierno porteño por el Frente Renovador.

Segundo acto: el lunes pasado Diego Giacomini diserta en la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas, y apoyado en los datos de un power point argumenta que la Argentina va inexorablemente rumbo a un default. Estaban presentes el ex ministro Ricardo López Murphy, Manuel Solanet, dueño de Infupa y ex secretario de Hacienda durante la última dictadura y el analista Rosendo Fraga, entre otros.

Tercer acto: el martes de esta semana el Teatro Picadilly se repleta por segunda vez con "El Consultorio de Milei", un stand up producido por Nito Artaza en el cual el economista hace las veces de un psiquiatra que con teoría económica aplicada a la coyuntura intenta calmar la angustia de Diego Sucalesca con la ayuda del humor de Claudio Rico. En la platea Spotorno, Etchebarne, Giacomini, Boggiano.

El Teatro Picadilly se repleta por segunda vez con “El Consultorio de Milei”, un stand up producido por Nito Artaza (Lihue Althabe)
El Teatro Picadilly se repleta por segunda vez con “El Consultorio de Milei”, un stand up producido por Nito Artaza (Lihue Althabe)

Parte del público se entretiene insultando al jefe de Gabinete Marcos Peña adaptando el cantito MMLPQTP; en una de las escenas se burlan del gobierno entonando un tema que dice "Gastar y gastar y gastar, esa es la regla fiscal", y hacia el final de la función Milei y Cía. incitan a la gente a cantar con tono de tribuna futbolera "Keynes, sos ladrón, sos ladrón, Keynes sos ladrón".

También está presente el diputado salteño Alfredo Olmedo con su infaltable campera amarilla, que venía de un acto proselitista en Temperley. Y sentado en última fila pero iluminado como una estrella José Luis Espert, al que nuevamente aclaman como candidato a presidente. ¿Cómo se llama la obra? A la derecha de Mauricio Macri no está la pared.

“Gastar y gastar y gastar, esa es la regla fiscal”, y hacia el final de la función Milei y Cía. incitan a la gente a cantar con tono de tribuna futbolera “Keynes, sos ladrón, sos ladrón, Keynes sos ladrón”

Y los que están más a la derecha del Gobierno están preparándose para competir en 2019. Afredo Olmedo ya había lanzado su candidatura a Presidente, y Espert lo hizo en una entrevista con Infobae.

Ni el ultraconservador Alfredo Olmedo, ni la troupe autodenominada libertaria que acompaña a José Luis Espert tienen la más mínima chance de ganar. Incluso es muy poco probable que puedan sortear las PASO.

Pero su poder de daño a las chances de Cambiemos no es menor. En una elección que hoy se vislumbra como muy difícil para el oficialismo, que candidatos marginales le arañen algunos votos puede llegar a ser un elemento decisivo.

Rosendo Fraga dijo que si bien "Olmedo no tiene ninguna chance de llegar a la segunda vuelta, puede sacar 5 puntos. Y si Olmedo saca 5 puntos, ¡cuidado! Eso tiene un efecto político".

La misma lógica aplica a la candidatura de Espert, con quien suele compartir Animales sueltos, un programa que tiene a un par de panelistas embobados con el mediático economista. La irrupción de estos irreverentes políticos ha comenzado a ser monitoreada desde el Gobierno con algo de preocupación.

Ya no solo los ven con soberbia como un grupito de ultras que les resultaba funcional a un discurso político que, por ejemplo, habilitaba a Marcos Peña a decir que estaban "haciendo las cosas bien porque nos atacan por izquierda y por derecha".

Marcos Peña dice: “Estaremos haciendo las cosas bien porque nos atacan por izquierda y por derecha”

O al secretario de Hacienda Rodrigo Pena a escribir una nota en La Nación titulada "La economía plateísta", en la que criticaba lo que llamaba "Plan Espert" y sus "soluciones mágicas" lanzadas desde la platea. Era la respuesta oficial a un artículo que Espert había escrito cuestionando lo que él consideraba despectivamente el gradualismo de "Macri en el País de las Maravillas".

Ese intercambio ocurrió en marzo pasado, cuando las apariciones de los "loquitos" de derecha le cabían al gobierno como anillo al dedo. La crisis aún no se había desatado y había tiempo para las chicanas. El jefe de Gabinete retuiteaba al secretario de Hacienda, y las huestes de Espert y Milei respondían con la grotesca artillería que inunda las redes sociales.

Tuiteaban por entonces: "@marquitospena así es que vos opinás de economía cuando no podés sumar ni con una calculadora. Además, es evidente que les molesta el pensamiento liberal por dejarlos en evidencia en su colectivismo expropiador. Esas ofensas no te quitan de la categoría de parásito e inútil".

No hay dudas de que a la derecha del gobierno de Macri no está la pared.
Espert dijo a Infobae que "Carolina Stanley cogobierna con los piqueteros", que Juan Grabois tiene que "estar preso" por haber cortado calles, y solo elogió del gobierno el protocolo punitivista de Patricia Bullrich.

José Luis Espert cree que la ministra Carolina Stanley cogobierna con los piqueteros
José Luis Espert cree que la ministra Carolina Stanley cogobierna con los piqueteros

Pero si Macri no tuviera los límites que la política le impone a quien ejerce el gobierno y gozara de la impunidad de opinión de un opositor, ¿cuán distinto sería lo que diría en comparación a Espert?

El Twitter de Espert tiene fijado en primer lugar su plan de 13 puntos, entre
los que figura:

1. Eliminar aranceles o reducirlos al mínimo;
2. Firmar tratados de libre comercio;
3. Eliminar retenciones al campo y la minería;
4. Bajar el gasto público del 40 al 25 por ciento del PBI, despidiendo
"gradualmente a millones de empleados ñoquis" y terminando con las
jubilaciones y pensiones no sustentadas en aportes previos";
5. Bajar el gasto público para una baja de la presión tributaria, que debe
empezar por la eliminación de los impuestos distorsivos como el impuesto al cheque e Ingresos Brutos;
6. Eliminar todos los regímenes de promoción industrial y regional, tanto el
régimen de Tierra del Fuego como cualquier otro;
7. Los sindicatos no deben tener obras sociales y las negociaciones tienen que ser por empresa y no colectivas.

¿Acaso Macri, Nicolás Dujovne o Francisco Cabrera no compartirían la mayoría de esos puntos si no se hubieran dado un baño de realidad política en el Gobierno y estuvieran en el llano entrevistados por Joaquín Morales Solá?

Lo dejamos ahí, habría dicho Bernardo Neustadt.

Seguí leyendo: