Lagarde, directora del FMI
Lagarde, directora del FMI

La Argentina de Mauricio Macri no sólo es un modelo en la aplicación de las medidas que el Fondo Monetario Internacional espera ver en los países que atraviesan situaciones comprometidas sino que, además, es un ejemplo del tipo de ayuda que el FMI puede ofrecer alrededor del planeta cuando las economías enfrentan grandes desafíos.

Así lo dio a entender la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, quien afirmó que el organismo multilateral hoy cumple en la Argentina con su misión original, tal como fue definida en los acuerdos de Bretton Woods, luego de la Segunda Guerra Mundial, de asistir a los países en tiempos de dificultades.

Es una misión que continuamos hasta el día de hoy, como habrán visto en países tan diversos como la Argentina, Egipto y Ucrania

"Desde un principio, el FMI ayudó a los países a enfrentar nuevos y grandes desafíos a través de la colaboración", señaló Lagarde en el marco de una conferencia sobre política exterior y relaciones internacionales que dio hoy al caer la tarde en la capital norteamericana en el John Kluge Center de la Biblioteca del Congreso.

La directora gerente del Fondo hizo un repaso histórico del rol del FMI desde la reconstrucción europea en la posguerra hasta el presente, a través de los créditos que otorga a los gobiernos para que puedan estabilizar sus economías en crisis y añadió: "Es una misión que continuamos hasta el día de hoy, como habrán visto en países tan diversos como la Argentina, Egipto y Ucrania".

Macri con Lagarde, Cardarelli y Peña, el sábado pasado, luego del G20 (Prensa Presidencia)
Macri con Lagarde, Cardarelli y Peña, el sábado pasado, luego del G20 (Prensa Presidencia)

La "genialidad" de este sistema colaborativo, señaló Lagarde, es "que se adapta y cambia". En otro tramo enfatizó una idea que anticipó días atrás en una entrevista con Infobae, sobre la necesidad de un "nuevo multilateralismo" enfocado en "resultados reales que mejoren la vida" de la gente. Esa línea fue una constante a lo largo de las largas negociaciones encaradas con el gobierno argentino.

La apuesta del FMI y de sus socios principales por la Argentina se tradujo este año en el crédito más importante que jamás haya otorgado el organismo, por un total de 57.000 millones de dólares como parte de un programa a tres años que impone, como contrapartida, severas condiciones fiscales y monetarias.

Lagarde afirmó que el organismo multilateral hoy cumple en la Argentina con su misión original de asistir a los países en tiempos de dificultades

Buena parte de esos fondos ya fueron desembolsados. Y un nuevo tramo será liberado en los próximos días, una vez que el directorio que encabeza Lagarde haya firmado la revisión hecha en Buenos Aires por la misión que lideró el economista a cargo del caso argentino, el italiano Roberto Cardarelli.

Entre sus conclusiones, esa misión, la segunda desde que se selló el acuerdo original, en junio pasado, destacó que la política monetaria puesta en marcha a partir de octubre, cuando se amplió el crédito y el Gobierno asumió el compromiso del déficit cero en 2019, "ha sido efectiva en la estabilización del mercado financiero luego de la volatilidad extrema experimentada en agosto y septiembre".

Desde un principio, el FMI ayudó a los países a enfrentar nuevos y grandes desafíos a través de la colaboración

Para el FMI, ese es el camino a seguir. El Fondo cree que es de vital importancia garantizar la estabilidad cambiaria y que el país logre equilibrar sus cuentas lo antes posible, para remover las "vulnerabilidades" de la economía argentina. En un comunicado difundido una semana atrás, la misión destacó que "la eliminación del déficit primario es un paso necesario para reducir las necesidades de financiamiento del gobierno y colocar la relación deuda-PBI en un camino descendente".

Horas antes de viajar a la Argentina también la propia Lagarde destacó en la entrevista con Infobae los avances en la estabilización de las variables económicas y afirmó que el programa acordado con el Fondo "está funcionando", pese a reconocer que los argentinos están atravesando momentos "difíciles".

Luego, durante su visita al país en el marco de la cumbre de líderes del G20, sus gestos de acompañamiento firme a las políticas del Gobierno fueron más que elocuentes. El FMI, sostuvo la titular del organismo multilateral en Buenos Aires, va a seguir apoyando al país. Hoy en Washington se refirió a ese acompañamiento como un ejemplo de la misión fundacional del Fondo.

Seguí leyendo: