La Bolsa porteña cae 46% en dólares en lo que va de 2018 (NA)
La Bolsa porteña cae 46% en dólares en lo que va de 2018 (NA)

El impulso de la estabilización del dólar y el retroceso de las tasas de interés todavía se hace esperar para las acciones y los bonos, en un mercado financiero que exige cifras más convincentes desde la macroeconomía a la hora de confiar la inversión en activos domésticos.

Durante la semana aparecieron indicadores sobresalientes, como la caída del tipo de cambio muy cerca del límite inferior de la banda dispuesta por el Banco Central y la notable caída de las tasas de interés de las Letras de Liquidez (LELIQ) del BCRA.

Pero una vez contenido el dólar, asegurado el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y con un Presupuesto 2019 convertido en ley, las expectativas de los mercados corren los límites un poco más allá y se concentran ahora en las cruciales elecciones del año próximo, que sellarán el futuro de la política económica post devaluación, y en el fin de la recesión económica, todavía indeterminado.

Con un dólar que avanzó poco más de 1% en la semana y mantuvo la baja de 13% respecto del récord de septiembre, tanto el índice Merval como el promedio de los ADR exhiben una modesta evolución en lo que va de noviembre.

El deterioro de 2018 es contundente: el dólar sube un 95% y las acciones promedian una baja de 46% en dólares

En Wall Street, YPF suma una ganancia de 2,3% en noviembre, a USD 16,04, pero desde que empezó el año cae 30 por ciento. Grupo Financiero Galicia no varía su cotización en el undécimo mes del año y se mantiene en USD 26,70, pero en 2018 acumula un desplome de 59 por ciento.

El panel líder Merval de ByMA (Bolsas y Mercados de Buenos Aires) ganó 4,3% en la semana y regresó a los 31.000 puntos.  En noviembre acumula una ganancia en dólares de 5,8 por ciento.

Pero en lo que va de 2018 gana apenas 4% en pesos, frente a una inflación que supera el 40%, y resta 46% cuando se lo mide en dólares.

Por eso, Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil, consideró que "la baja que experimentó la Bolsa del -65% en dólares por la devaluación no daba margen para mucha más baja de la ya realizada y justifica que los precios consoliden piso y reaccionen".

"Es que medida en dólares resultaba barata y, por experiencia, ante un evento internacional importante como el G20, no nos cerraba que siguiera bajando. Ya había experimentado varios mínimos en la franja de piso sin profundizar a más baja", apuntó Fedio.

La falta de incentivos desde el exterior también interrumpió la recuperación de los activos domésticos. Los índices de Wall Street permanecen un 5% debajo del récord del 3 de octubre, cuando el Dow Jones de Industriales cerró en 26.828 enteros.

Los mercados internacionales reflejaron una mayor selectividad de los fondos, frente a las disputas comerciales con China e Irán, y una Reserva Federal poco proclive a renunciar a futuras subas de las tasas de referencia norteamericanas.

 
El dólar y el riesgo país se acercan al nivel de agosto, pero las tasas del BCRA están 20 puntos más altas

En la Argentina el mes de septiembre podría haber sido el piso de la contracción de la economía, con una inflación rampante del 6,5% y un dólar que rompió récords y superó los 41 pesos. Por supuesto que aún no está claro, a falta de datos económicos que lo respalden, aunque el mercado financiero lo está traduciendo en algunos números.

El dólar retrocedió al nivel del 30 de agosto, mientras que las reservas internacionales del Banco Central también recuperaron el rango de entonces.

El Riesgo País, en 659 puntos, se alejó del máximo del año de 783 puntos básicos (4 de septiembre) y ahora volvió al nivel del 9 de agosto pasado. Pero este indicador, que mide el diferencial de tasa con los bonos del Tesoro de EEUU, trepa 87% en 10 meses y medio.

Asimismo, la auspiciosa baja de las tasas de referencia del BCRA, ahora en 62,2% para las LELIQ a siete días, está lejos del registro de tres meses meses atrás de 40 a 45 por ciento anual. Y aún más lejos del registro de enero, cuando se ubicaban en el 28,75 por ciento.

En todo caso, el deterioro financiero es aún muy contundente en 2018: el dólar acumula un salto de 95% y las acciones argentinas valen casi la mitad que en enero.