Los puestos asalariados privados acusaron una caída del salario real de 6% a 8% en los últimos 12 meses
Los puestos asalariados privados acusaron una caída del salario real de 6% a 8% en los últimos 12 meses

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que nuevamente los salarios evolucionaron por debajo de la tasa de inflación, en particular en comparación con la aceleración a 34,4% interanual en agosto. Mientras que en comparación con julio el índice promedio para el sector privado registró un aumento nominal de 2,8%; un punto porcentual debajo de la variación del Índice de Precios al Consumidor.

El escenario no es uno nuevo, pero confirma lo que muchos analistas esperan sea un fin de año marcado por la activación de cláusulas de revisión en paritarias que fueron acordadas con pautas de inflación notablemente menores a las actuales, aunque dado el contexto recesivo muy pocos sectores estarían en condiciones de convalidar en lo inmediato, frente a una inflación que se proyecta bien por arriba del 40% anual.

Según el informe del Indec, en el acumulado para los primeros 8 meses del año la suba salarial para el total de la población asalariada fue de 15,3%, exactamente 9 puntos porcentuales menor a la suba efectiva del IPC. En la comparación interanual, la brecha fue aún más negativa, con los salarios subiendo 21,9% mientras que la inflación fue de 34,3 por ciento.

La cifra inflacionaria ya superó con amplio margen el monto mínimo que varias paritarias propusieron como límite en las negociaciones paritarias para volver a negociar el porcentaje de aumento salarial.

Debido a ese incremento temporal sobre fin de año, desde el Gobierno confían en poder recortar en cierto grado la pérdida de poder adquisitivo del salario real, aunque el consenso general sigue siendo desfavorable para alcanzar ese objetivo, tanto en el sector público como el privado para el balance final del 2018.

Las remuneraciones en el sector privado

Desde la Secretaría de Trabajo dieron a conocer las cifras correspondientes a agosto para el total de asalariados privados. Luego de una desaceleración fuerte entre junio y julio de la evolución anual se observó una leve recuperación nominal.

La gran distinción entre los datos de Trabajo y los del Indec es que desde la Secretaría de Empleo incorporan los efectos de las horas trabajadas, presentismo y otros adicionales al ingreso bruto, excluido la proporción del aguinaldo, mientras que el organismo oficial de estadística solo mide la evolución nominal base.

En la comparación interanual, la brecha entre salarios e inflación fue negativa en más de 9 puntos porcentuales

Para la cartera de Jorge Triaca, la remuneración promedio de los trabajadores registró una suba del 26,2% respecto de agosto pasado. El dato marca el final de tres meses de caída en la evolución salarial. La recuperación del crecimiento salarial se debió a que cuotas de ciertas paritarias ya entraron en efecto a partir de agosto.

Significó una caída en valores ajustados por inflación de entre 6% y 8%, según se tome la mediana (el valor de la serie que quita los efectos de los puntos máximos y mínimos) y el promedio general.

En Trabajo estimaron que el promedio de las remuneraciones en los primeros 8 meses del año acompañó el ritmo de la inflación

En términos sectoriales, las subas salariales medidas por Trabajo solo lograron acercarse a la inflación interanual de 34,3% la actividad pesquera 48,2%, la minería 31,3% y los servicios sociales y de salud 29,4 por ciento.

De todas formas, en la cartera laboral observan que en el promedio del año la media de las remuneraciones acusó una leve baja real respecto de igual período del año anterior, y subió moderadamente la masa salarial, que incorpora el efecto de la leve suba de los puestos de trabajo.

Seguí leyendo: