Banco Central (AFP)
Banco Central (AFP)

Mucho se habló de las proyecciones principales del proyecto de Presupuesto 2019, partiendo de la base del equilibrio fiscal: una caída de la economía en 0,5% del PBI, una inflación del 23%, y un dólar promedio de $40,10. A través del relevamiento general del Banco Central, los analistas privados marcaron ciertas diferencias con esos datos.

En la encuesta de Relevamiento de Expectativas de Mercado, en la cual la autoridad monetaria recopila las perspectivas de consultoras y bancos respecto de las principales variables macroeconómicas, se pueden observar distintos grados de distancia en los niveles esperados para el próximo año. En particular, el tipo de cambio anticipado por economistas de casas privadas es considerablemente mayor al que figurar en el proyecto del Presupuesto.

Guido Sandleris anunció un esquema cambiario que incorpora zonas de intervención
Guido Sandleris anunció un esquema cambiario que incorpora zonas de intervención

Sorpresivamente, uno de los puntos centrales en los planes oficiales, el déficit fiscal cero, es una meta que desde el sector privado consideran creíble. En línea con el objetivo en base al cual se centran las idas y vueltas que se están llevando a cabo en el Congreso, "los analistas proyectan una reducción del déficit primario para 2019 hasta alcanzar el equilibrio fiscal previsto en el proyecto de Ley de Presupuesto".

Otro rubro en el que las diferencias son muy finas es en las perspectivas de crecimiento para la economía en los próximos años. El consenso general informado al Central por los encuestados es casi idéntico a las expectativas oficiales. Mientras tanto el REM como el Presupuesto prevén una caída del 0,5% en el PBI, el dato para cerrar este año está dentro del margen de error: -2,4% contra -2,5%, el dato del REM siendo más negativo.

El quiebre ocurre en 2020, cuando el Gobierno estima un crecimiento de 2,8% y los encuestados por el Central observan un más austero 2,5 por ciento.

El terreno en el que más alejados están las visiones privadas de las oficiales es el cambiario. La principal diferencia se centra en el dólar esperado para 2019. Mientras que el Presupuesto apunta a un valor promedio de la divisa de $40,10; las respuestas de los consultados en el REM apuntan a un tipo de cambio de $50,4 para diciembre del próximo año.

Tanto la evolución devaluatoria en lo que va del año y el esquema de bandas cambiarias que comenzó a regir esta semana hasta fin de año, generan contradicciones con un dólar a $50,4 para fines del año próximo frente a lo que marca el Presupuesto que actualmente se está negociando en Congreso.

Fuente: REM septiembre 2018 (BCRA)
Fuente: REM septiembre 2018 (BCRA)

El dato que invariablemente se relaciona con el avance del dólar es la transferencia a precios, y la inflació. En ese aspecto, las expectativas privadas no distan tanto del aumento de precios que asume el proyecto del Gobierno. Para 2019, los gastos públicos parten de una inflación del 23% para todo el año, mientras que las consultoras privadas esperan que para el mismo período la suba final de precios sea de un 27% anual.

La diferencia de proyecciones en el frente de los precios generales de la economía no es grande, pero no por eso deja de ser importante, ya que varios asientos del gasto público se ajustan en base al aumento del dato inflacionario informado por el Indec.

Sin duda, los contrapuntos entre las expectativas privadas y las metas oficiales para el próximo año serán una herramienta más de debate en las negociaciones políticas del Presupuesto 2019.

Seguí leyendo: