Involuntariamente, o quizás no, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, dejó en claro sus diferencias con el saliente presidente del Banco Central, Luis Caputo.

El ministro habló de "recambio lógico" y de que la renuncia de Caputo "no es una sorpresa porque ya le había expresado al Presidente su deseo de dejar la posición". También agregó que el ahora ex funcionario saliente debió lidiar con la política monetaria de Federico Sturzenegger, su predecesor.

Lo expuso durante una improvisada conferencia de prensa en el lobby del hotel que ocupa la delegación argentina que viajó a Nueva York con esta frase: "Así como en el Ministerio de Hacienda venimos trabajando hace tiempo para lograr el déficit cero, ahora también en el Banco Central vamos a empezar a ganar la batalla contra la inflación".

Ante medios argentinos que cubren la participación de Mauricio Macri en la Asamblea General de las Naciones Unidas -entre ellos Infobae-, Dujovne intentó trasladar tranquilidad a los mercados, que se mostraron muy volátiles desde que se anunció oficialmente la renuncia de Caputo.

"La Argentina necesita dar señales de claridad sobre su política monetaria. Lo vamos a hacer. Hay que esperar unas horas a que el presidente -Guido Sandleris- se acomode en su nueva posición y seguramente va a estar contándoles a los argentinos cómo continúa la tarea del Banco Central", explicó.

El funcionario aseguró que la Argentina continuará con un esquema de tipo de cambio flotante aunque advirtió que habrá nuevos detalles técnicos que se conocerán en los próximos días.

"¿Cómo afectará el cambio de nombres al acuerdo con el Fondo Monetario?", le preguntaron. Y Dujovne contestó casi ninguneando el rol de Caputo: "Yo creo que lo importante es que el nuevo acuerdo con el Fondo haya contado con la participación en la negociación de quienes lo van a llevar adelante".

Y suscribió: "Luis Caputo debió conducir un Banco Central con una política monetaria negociada y diseñada por su predecesor. El actual presidente del Banco Central estuvo muy incorporado al diseño de la política monetaria, que es importante para lo que viene".

Seguí leyendo: