El ingreso requerido para que una familia no sea pobre creció 33% respecto al año pasado (Adrián Escandar)
El ingreso requerido para que una familia no sea pobre creció 33% respecto al año pasado (Adrián Escandar)

Una familia tipo de la ciudad de Buenos Aires, compuesta por una pareja con dos hijos, ambos económicamente activos y propietarios de su vivienda, necesitó durante el mes de agosto un ingreso de $20.937,90 para no caer debajo de la línea de pobreza. Si se compara con el mismo mes del año anterior, cuando el monto requerido era $15.728,31, subió un 33 por ciento.

Los datos corresponden al último relevamiento realizado por la Dirección General de Estadísticas y Censos (DGEyC), que mide la capacidad de los hogares de la Ciudad de Buenos Aires para cubrir un conjunto de bienes y servicios. En la medición anterior, correspondiente al mes de julio, el piso de ingresos requerido había sido de $20.216,01. 

Según la medición del organismo porteño, quienes no acceden a la canasta básica alimentaria (CBA) se consideran por debajo de la línea de indigencia y quienes no acceden a la canasta básica total (CBT) están debajo de la línea de pobreza. Para el mes de agosto, la canasta básica alimentaria se ubicó en $10.252,48, siempre para una familia de cuatro personas, dos adultos económicamente activos y dueños de su vivienda, y dos chicos. Mientras que para la canasta básica total el monto fue de $20.937.90.Graficos pobreza y consumo ciudad de Buenos Aires agosto 2018

Los ingresos que marcan que una familia se encuentra en situación de pobreza no indigente van de $10.252,48 a $20.937,89. Para las familias no pobres, pero consideradas "vulnerables", se ubican entre $20.937,90 y $26.691,19. En el sector "medio frágil", en tanto, se encuentran las que tienen ingresos de entre $26.691,20 y $33.363,99. En el sector medio o "clase media" ingresan las que tienen ingresos entre $33.364,00 y $106.764,79. Por encima de ese ingreso, están los sectores considerados "acomodados".

Seguí leyendo: