El indicador que mide el costo de asegurar la deuda argentina se disparó en las últimas semanas
El indicador que mide el costo de asegurar la deuda argentina se disparó en las últimas semanas

Además del riesgo país, existe otro indicador para medir la confianza de los inversores en el Argentina: el credit default swap (CDS) o seguro contra el default a cinco años. Se trata de un indicador que se disparó en las últimas semanas y el martes pasado alcanzó su pico, con 835 puntos básicos, luego de estar en niveles de 230 a comienzos de año. El salto representa un crecimiento de más del 260% en lo que va de 2018.

En la última semana de agosto, el indicador subió de los 593 puntos básicos, el lunes 27, a 771 el viernes 31, en el cierre de la semana. Y entre el lunes 3 de septiembre y el martes 4 dio un salto desde las 774 unidades a 835, un aumento de casi 8% en un día.

"Esto significa que creció el riesgo de la probabilidad de default. Si está subiendo, la probabilidad es más alta. Cuando más alto, más pagás para cubrirte en un eventual default, porque CDS son derivados financieros que se negocian entre privados", explicó Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal. Aunque aclaró que este miércoles, luego de una pequeña recuperación de los bonos argentinos, el indicador estaba bajando algunos puntos y se ubicaba en el rango de los 820 puntos.

El CDS es el fiel reflejo de la preocupación de los inversores por el grado de solvencia de la Argentina

Como referencia, el costo de asegurar la deuda argentina puede compararse con otros países en dificultades financieras. En el caso de Brasil, por ejemplo, ronda los 307 puntos básicos, cuando a principios de este año estaba en niveles de 163. Para Turquía, en tanto, el nivel es alto, con 560 puntos básicos, pero bastante por debajo de la Argentina.

"El CDS es el fiel reflejo de la preocupación de los inversores por el grado de solvencia de la Argentina", señaló el analista financiero Diego Martínez Burzaco. "Es una protección por un potencial default de la deuda argentina durante el plazo por el cual uno lo está comprando. El más frecuente es la cobertura contra un probable evento de default durante los próximos cinco años de la deuda argentina", agregó.

Se trata de un termómetro del nivel de confianza de los inversores (AP Photo/Richard Drew)
Se trata de un termómetro del nivel de confianza de los inversores (AP Photo/Richard Drew)

"Básicamente es un termómetro del nivel de confianza que tienen los inversores acerca no de la voluntad de pago del gobierno, que es indiscutible, sino de la capacidad de pago. Si el país tiene los recursos necesarios en cada uno de los vencimientos de los bonos como para pagar la amortización o el interés correspondiente", detalló Martínez Burzaco. Y advirtió que, por ejemplo, en la época del kirchnerismo también se incluía la voluntad de pago. "Más de una vez se hizo referencia a si el Gobierno de Cristina Kirchner tenía voluntad de pagar su deuda, cosa que terminó ocurriendo así", agregó.

Según el especialista, es en este indicador donde debería estar focalizado el esfuerzo del gobierno argentino y lo que debería mirar el inversor local para entender si se está recuperando o no la confianza en la viabilidad del cumplimiento de las obligaciones financieras de la Argentina.

Seguí leyendo