Lagarde, directora del FMI
Lagarde, directora del FMI

Un día después de que el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne estrenara en la Casa Rosada sus nuevos poderes de coordinación económica, desde el Fondo Monetario Internacional dejaron trascender hoy que existen avances en las negociaciones con vistas a un acuerdo stand by y calificaron el diálogo que está teniendo lugar entre ambos equipos técnicos como "constructivo", aunque no se ofrecieron mayores.

Las negociaciones, según pudo saber Infobae, continuarán mañana (por hoy) en la sede del organismo, aunque por ahora sin la presencia de Dujovne, que no tiene previsto viajar esta semana a Washington.

"El diálogo con las autoridades argentinas sigue siendo constructivo", afirmó un vocero del Fondo en declaraciones a medios argentinos en la capital norteamericana. "Las negociaciones avanzan y cómo hemos enfatizado, nuestro objetivo común es llegar a una rápida conclusión", completó.

Las negociaciones, según pudo saber Infobae, continuarán mañana (por hoy) en la sede del organismo, aunque por ahora sin la presencia de Dujovne

El hermetismo de la negociación sigue siendo total, pero la declaración del vocero se interpretó acá como un mensaje tranquilizador de que las discusiones van bien encarriladas.

El avance de la negociación formal

La negociación formal con el Fondo arrancó el viernes de la semana pasada, luego de que el directorio de la entidad, en una reunión especial que presidió la francesa Christine Lagarde, diera el visto bueno a las tratativas pedidas por el Gobierno en medio de la incertidumbre cambiaria.

Dujovne y Lagarde se saludan en Washington (Reuters)
Dujovne y Lagarde se saludan en Washington (Reuters)

En un comunicado de ese mismo día, firmado por la titular del FMI, se detalló que el acuerdo que pretende cerrar la Argentina es un stand by de "acceso excepcional", lo que va en línea con la aspiración oficial de obtener unos 30.000 millones de dólares para respaldar el programa económico con más poder de fuego. El monto definitivo sigue guardado bajo siete llaves.
En ese mismo comunicado el Fondo enfatizó además el firme apoyo del organismo a las políticas de la Casa Rosada. "Desde que el gobierno del presidente Macri entró en funciones, Argentina ha estado dedicada a una transformación fundamental y positiva de la economía", indicó el texto, difundido en esta capital.

“El diálogo con las autoridades argentinas sigue siendo constructivo”, afirmó un vocero del Fondo

Lagarde hizo también una observación sobre las dificultades que enfrenta el Gobierno para avanzar en sus metas de bajar la inflación y, sobre todo, de conseguir el equilibrio fiscal. "Aunque muchas políticas han procedido con rapidez, el gobierno también ha sido consciente de la necesidad de forjar y mantener el consenso social al calibrar el ritmo del programa de reforma, incluido el ajuste fiscal. Había una comprensión clara de que ese enfoque acarreaba ciertas vulnerabilidades", señaló.

Ese fue el puntapié inicial de las negociaciones que ahora llevan adelante los equipos técnicos de ambas partes y que debe llevar en un plazo no definido a un acuerdo stand by. La número uno del FMI expresó más de una vez el deseo de que el diálogo lleve a "una rápida culminación" de las tratativas y esa idea fue ratificada hoy por un vocero del organismo.

Desde ese momento el Gobierno se abocó de lleno a la tarea de revisar áreas y programas y evaluar posibles recortes. Es lo que Dujovne le reclamó ayer a los otros ministros del gabinete económico, ahora bajo su tutela. El será el garante ante el Fondo, pero los números deben hacerlos entre todos.