El presidente del Banco Central acompañado por su vice, Lucas Llach, sigue de cerca la marcha de los precios para definir el nivel de la tasa de interés de referencia del mercado
El presidente del Banco Central acompañado por su vice, Lucas Llach, sigue de cerca la marcha de los precios para definir el nivel de la tasa de interés de referencia del mercado

"La discusión por los agregados monetarios es una discusión que hemos tenido bastante en las sesiones bancarias y monetarias con directores de otros bancos centrales", explicó Federico Sturzenegger cuando junto con su equipo presentó el Informe de Política Monetaria del primer trimestre de este año, en respuesta a una pregunta de Infobae.

Gran parte de la expectativa que había concentrado la conferencia mensual de la autoridad monetaria se concentró en torno a los aumentos de precios los primeros meses del año y el rumbo inflacionario que cada vez parece estar más lejos de la meta oficial del 15 por ciento. Particularmente cuando la gran mayoría de los precios relevantes, como el tipo de cambio, la suba de salarios acordada en paritarias y los agregados monetarios crecen a una tasa interanual marcadamente por encima de la meta oficial.

Frente a esa diferencia, Infobae le preguntó al presidente del Banco Central ¿si la desaceleración que esperan en precios a partir de mayo se condice con una base de agregados monetarios creciendo por arriba del 25% interanual y un cierre de paritarias que, si bien nominalmente son de un 15%, tienen cláusula de revisión entre septiembre y octubre?.

La respuesta fue contundente: "un régimen de metas de inflación con la tasa de interés como instrumento de política hace que la cantidad de dinero sea endógena, es decir que la cantidad de dinero es la que eligen los individuos tener", explicó Sturzenegger.

El efecto del aumento de la deuda pública

Como ejemplo, el economista se refirió a un episodio reciente cuando el Gobierno aumentó los depósitos. "El Gobierno se financió afuera por $300.000 millones, decidió pasar eso a pesos y tenerlos en el sector financiero. Eso fue un aumento genuino en la demanda de dinero".

“La pesificación del aumento de la deuda pública significa un aumento genuino en la demanda de dinero”

Respecto de los acuerdos salariales pactados en lo que va del año, la autoridad monetaria resaltó el esfuerzo conjunto con el Poder Ejecutivo, que se manifiesta en que "las variaciones nominales de los salarios muestran una coordinación importante con la meta de inflación y así es como el esquema funciona".

Los economistas que asistieron a la conferencia mensual sobre el Informe de Política Monetaria, consultados con Infobae, observaron fue "pactar negociaciones salariales más cerca de fin de año o en enero del 2019, hacen que el problema se traslade al año que viene, no éste".

Seguí leyendo: