La cosecha argentina quedará lejos de los récords.
La cosecha argentina quedará lejos de los récords.

La tonelada de soja en el mercado de Chicago ascendió 1,9% este lunes, pero por motivos indeseados para la Argentina: la escasez de lluvias en la zona productora núcleo de nuestro país. Los contratos más negociados en los EEUU, con entrega en marzo, se pactaron a USD 367,80 por tonelada.

Sucede que en este mes de febrero se juega la producción local de la oleaginosa y el estrés hídrico compromete el resultado de la campaña, que concluirá en julio.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires avanzó la semana pasada en su pronóstico de 50 millones de tonelada de soja para el ciclo 2017/18, por debajo de los 51 millones estimados anteriormente. Se trata de una trascendente pérdida de rendimiento desde las 57,5 millones de toneladas de la campaña anterior.

"En el caso del clima Argentino veníamos operando en el cierre de la semana pasada con pronósticos de lluvia, pero a medida que nos fuimos acercando a la fecha los pronósticos se corrieron y terminamos finalmente con pocos aportes, lo cual ya dispara la alerta en nuestro país", apuntó Dante Romano, analista de Austral Agroperspectivas.

En los EEUU la soja subió 1,9% este lunes, mientras que el trigo trepó 3,6%, y el maíz, 1,2%

Argentina es el tercer exportador mundial de soja y maíz sin procesar, y el mayor proveedor internacional de harina y aceite de soja.

En el mercado internacional equilibró los precios que el Departamento de Agricultura de los EEUU (USDA por sus siglas en inglés) informó sobre un alza de stocks, debido a menores exportaciones. Asimismo, "para el USDA lo que perdió Argentina por la seca lo compensó Brasil", aportó Dante Romano. El organismo oficial norteamericano prevé para Brasil una zafra de 112 millones de toneladas de la oleaginosa, mientras que los privados elevan el pronóstico 116 millones de toneladas.

"La prolongada condición de déficit hídrico, junto a las elevadas temperaturas máximas, afectan la generación de rendimiento en el 40% del área sembrada a nivel nacional", indicó el reporte de la Bolsa de Cereales porteña.

El USDA redujo a 54 millones de toneladas su estimación de la cosecha argentina de soja.

TAMBIÉN MENOS MAÍZ

En su reporte semanal, la Bolsa de Cereales redujo a 39 millones de toneladas su previsión de cosecha argentina de maíz, desde los 41 millones pronosticados en septiembre, debido a la sequía que se prolonga hace meses, con mayor perjuicio en el tórrido verano. Por lo tanto, la producción del cereal será parecida a la de la campaña 2016/17.

"En maíz el USDA sorprende con recorte de stocks por buenas exportaciones, aunque el mercado duda. Localmente, el maíz de primera está muy golpeado, y el de segunda (sembrado sobre un cultivo de invierno, como trigo o cebada) sufre pero tiene más tiempo", indicó Romano, quien precisó que en cuanto a trigo hay "dudas en cuanto al área por la baja humedad en los suelos".

LEA MÁS:

"Gran parte de los lotes de maíz sembrados en fechas tempranas continúan llenando granos bajo reservas hídricas irregulares, por lo cual se verían afectados sus potenciales de rinde en zonas con un gran peso productivo", añadió la Bolsa porteña.

En Chicago, los contratos de trigo para entregar en marzo se encarecieron 3,6%, a USD 170,49 por tonelada, mientras que las posiciones de maíz para el mes próximo operaron con alza de 1,2%, a USD 144,17 por tonelada.