Morgan Stanley observa un alza potencial de 33% hasta alcanzar precios objetivos. (Getty)
Morgan Stanley observa un alza potencial de 33% hasta alcanzar precios objetivos. (Getty)

El banco de inversiones Morgan Stanley brindó una visión positiva sobre los activos financieros de la Argentina y en su último reporte auguró un potencial de alza de precios del 33% para los títulos locales en su cartera emergente.

La banca y agente de Bolsa recomendó al actual momento como "un buen punto de entrada en equity local", debido a que las compañías cotizantes argentinas pueden beneficiarse de "la agenda de reformas (económicas) que está llevando a cabo el Gobierno".

Morgan Stanley encuadró el retroceso de los precios de las acciones argentinas en el mal resultado de los papeles de países emergentes en los últimos dos meses, con pérdidas de un 15 por ciento.

Morgan Stanley consideró esencial el progreso de las reformas fiscal, laboral y de mercado de capitales en Argentina

La entidad observó un "upside (potencial de alza) del 33%" hacia sus objetivos de precios para las acciones argentinas integrantes de su ponderador MSCI (Morgan Stanley Capital Investment por sus siglas en inglés).

Vale recordar que está previsto que a mediados de 2018 Argentina reingrese en el listado de economías "emergentes" de Morgan Stanley, desde el estatus de "frontera", que significará que automáticamente los grandes fondos de inversión internacionales ampliarán la cantidad de activos argentinos en sus carteras.

Morgan Stanley recomendó particularmente al sector bancario argentino, que en las bolsas de Nueva York cuenta con ADR como Grupo Galicia, y los bancos Francés, Macro y Supervielle. También destacó en el rubro de servicios públicos (utilities) a las compañías Pampa Energía y Transportadora Gas del Sur, cuyos balances mejoraron de la mano del aumento de tarifas e inversiones en el sector energético.

LEA MÁS:

Como punto vulnerable para la Argentina, la banca advirtió que "la incertidumbre de política monetaria es un riesgo de supervisar", luego de que el ala económica del Gobierno anunció el pasado 28 de diciembre un aumento de cinco puntos en la meta de inflación, al 15% anual en 2018, que fue sucedida por una reducción de las tasas de interés de referencia del Banco Central en enero.

Morgan Stanley recordó que la expectativa de inflación del mercado se disparó a 19% anual, desde el anterior 14% tras la comunicación oficial. "El movimiento causó algunas preocupaciones en el mercado de renta fija (bonos). Tenemos que supervisar esto estrechamente para entender la futura dirección de la política del Banco Central", refirió el reporte.

"La reciente ola de ventas global en el mercado nos recuerda que el entorno de fáciles condiciones financieras y baja volatilidad no dura para siempre. Vale la pena apuntar que, a pesar de los movimientos recientes de mercado, la correlación de precios de activos globales continúa en mínimos históricos y la beta (medida de la volatilidad de un activo) de emergentes respecto del S&P 500 permanece deprimida", evaluó.

LEA MÁS:

Entre otros puntos, consideró "esencial el progreso tangible sobre las tres reformas principales: fiscal, laboral y de mercado de capitales", que apoya la "visión positiva sobre acciones ordinarias locales".

"En cuanto ingresos, las reformas fiscal y laboral remueven obstáculos para crecimiento y la estabilidad de precios. Mientras tanto, sobre el múltiple frente comercial, la reforma del mercados de capitales debería ayudar a desarrollar el ahorro doméstico, ampliar el acceso al crédito y preparar el camino para un ciclo de crecimiento virtuoso más sostenible", anticipó el informe.

A nivel de acciones, Morgan Stanley consideró que la reforma fiscal encarada por la administración de Macri "tiene dos ventajas importantes, más allá de una reducción potencial de las primas de riesgo", que ayudan a "disminuir obstáculos claves para el crecimiento en el país".

El ímpetu positivo para las acciones se apoya en el ciclo virtuoso de la aceleración del crecimiento y las reformas

Una de estas ventajas es que el 20% de las empresas consultadas "mencionó a los impuestos y la inflación como los obstáculos principales en la Argentina", según informó el Foro Mundial Económico en 2017. La otra, que una reducción en la carga tributaria "podría añadir ímpetu a las ganancias corporativas". Según las estimaciones de la banca "la reducción de tasas impositivas corporativas del 35 al 30 por ciento podría aumentar las ganancias en el 5% hacia 2021".

Añadió que de prosperar la reforma laboral en el segundo trimestre de 2018, habría un progreso en cuanto a la formalización de trabajadores, la flexibilidad de los contratos, el frente sindical, y la formación y el desempeño del capital humano.

"No es sorprendente que la Argentina se alinee en el 5% inferior en la clasificación global en cuanto flexibilidad del trabajo del Foro Económico Mundial", apuntó el informe. "Este es probablemente el motivo principal detrás del débil crecimiento de la productividad del trabajo registrado durante los últimos 10 años", añadió.

LEA MÁS:

Morgan Stanley elogió la "atractiva combinación demográfica y de métricas de educación y salud que resultan en una fuerza laboral que debería ser más productiva que el promedio de mercados emergentes". Por lo tanto, "hay una oportunidad importante de dar impulso a este recurso valioso poniendo en práctica una reforma universal del trabajo".

"Esperamos que el ímpetu positivo para las acciones argentinas se seguirá apoyando en el ciclo virtuoso de la aceleración del crecimiento y las reformas. La popularidad de presidente Macri disminuyó recientemente desde sus máximos por el creciente foco en la consolidación fiscal. Sin embargo, las ventajas de una economía más estable ya son advertidas por la población por el crecimiento más fuerte y positivo del salario real", confió Morgan Stanley.