El capitán de Los Pumas, Pablo Matera, dio la primera entrevista tras el escándalo de sus tuits racistas: “Fue un mal chiste”

Después de pedir perdón en redes sociales, el rugbier habló desde Francia y se volvió a disculpar con quienes se sintieron heridos u ofendidos por las publicaciones que realizó hace ya 9 años

Pablo Matera había sido sancionado por la UAR, pero finalmente le quitaron el castigo (Reuters)
Pablo Matera había sido sancionado por la UAR, pero finalmente le quitaron el castigo (Reuters)

El 30 de noviembre en las redes sociales se viralizaron publicaciones viejas de contenido racista escritos por algunos integrantes de Los Pumas, entre los que se destacaba el capitán del equipo, Pablo Matera. La relevancia que tuvieron esos tuits fue tal, que el apellido del jugador se convirtió en tendencia número uno en Argentina. Minutos después, él y otro de sus compañeros, Guido Petti, decidieron dar de baja sus cuentas, por lo que todos los mensajes desaparecieron.

Debido a la repercusión de los hechos, la Unión Argentina de Rugby (UAR) suspendió la noche de ese lunes a Matera, Petti y Santiago Socino y revocó la capitanía de Los Pumas de Matera. Sin embargo, días después, el organismo retrocedió en su decisión y optó por no castigar a los involucrados.

Ahora, a más de 20 días de aquella polémica, Matera brindó una entrevista a Canal+ de Francia en donde contó su versión de los hechos. “Fue un mal uso de las redes sociales con un grupo de amigos del colegio. Un mal chiste. Simplemente quiero decir perdón”, comentó el ala del Stade Francais en una nota que se emitirá de manera completa este domingo por la noche.

“Imagino que hubo un montón de gente que se sintió herida y que se sintió ofendida”, señaló el deportista que ya se había disculpado a través de sus redes sociales, antes de que la UAR le quitara la sanción.

“En el momento de estos tweets, yo era un niño inmaduro, un niño bastante rebelde”, agregó Matera: “No era un niño fácil de criar para mi madre. Ha pasado mucho tiempo, y cuando miro hacia atrás, veo cuánto he crecido como persona”.

El rugbier dijo que su familia había recibido una serie de mensajes maliciosos como consecuencia del escándalo: “Esto es lo que más me hizo sufrir, haberlos involucrado involuntariamente en esta horrible situación”, analizó y sostuvo: “Lo más importante para mí hoy es saber que cometí un error. Hoy, solo pido perdón y sigo adelante”

Matera aseguró que sus tuits fueron "un mal chiste" (AFP)
Matera aseguró que sus tuits fueron "un mal chiste" (AFP)

En un posteo en redes a finales de noviembre, el wing de 27 años ya había tenido frases similares a las expresadas este fin de semana: “Pasé momentos más duros. Estoy muy avergonzado. Disculpas a todos los que salieron ofendidos por las barbaridades que escribí”. En ese entonces, explicó: “En ese momento no imaginaba en quién me iba a convertir. Hoy me toca hacerme cargo de lo que dije hace 9 años. Perdón también a mi equipo y mi familia por el momento que están pasando por mis acciones y gracias a la gente que me quiere por su apoyo”, escribió en su cuenta de Instagram.

La asociación que rige el rugby en argentina había emitido un comunicado para explicar por qué razón tomó la decisión de no sancionarlo: “La Comisión de Disciplina ha considerado y valorado la actitud de los tres jugadores durante este proceso, y entiende que los mismos no han repetido acciones similares durante estos más de ocho años, y que han demostrado durante este tiempo ser personas de valores firmes e íntegros y dignos de integrar nuestro seleccionado. El proceso disciplinario continúa y la Comisión arribará a una resolución final en los próximos días de acuerdo con los tiempos del procedimiento, en esta primera instancia considera que el sostenimiento de las medidas preventivas resultan innecesarias, por lo cual resuelve levantar la suspensión de los tres jugadores y restituir la capitanía de Pablo Matera”.

El capitán no fue el único que eligió la red social para llevar a cabo su descargo, lo mismo ocurrió con sus compañeros Guido Petti, segunda línea, y Santiago Socino, hooker, quienes también habían publicado comentarios justificando una postura clasista y discriminatoria, que también fueron muy repudiadas.

“Como es de público conocimiento, se han difundido posteos que hice en Twitter en el año 2012. Quería decirles que estoy muy apenado y avergonzado por lo que alguna vez dije. Sin ánimos de justificarlo por los 8 años que pasaron, esos mensajes, que hoy repudio completamente, no representan en absoluto a la persona que soy hoy. Me equivoqué y quiero expresarles mis más sinceras disculpas”, escribió Guido Petti.

Por su parte, Santiago Socino, casi al mismo tiempo que sus compañeros, publicó: “Buenas noches. Estoy muy arrepentido y avergonzado de mis dichos que se viralizaron durante el día de hoy. Quiero pedir disculpas a quienes pude haber ofendido con lo que dije en ese momento, y lo que repudio absolutamente. Nunca dimensioné lo que podía llegar a causar, y no busco tampoco justificarlo con la inmadurez con la que me manejé. Pido disculpas también a mi familia y a mi club, es la manera en la que nunca quisiera representarlos”.

Los tuits racistas de Pablo Matera

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS