Musa marcó dos goles ante Islandia y avisó: “Anotar contra Argentina no es tan difícil para mí” (Reuters)
Musa marcó dos goles ante Islandia y avisó: “Anotar contra Argentina no es tan difícil para mí” (Reuters)

Ahmed Musa se transformó en el inesperado salvador de la selección argentina con sus dos goles ante Islandia que pusieron en manos de los dirigidos de Jorge Sampaoli la clasificación a octavos de final. Sin embargo, de héroe a villano hay apenas un paso y el atacante nigeriano ya planteó su amenaza.

"Creo que anotar contra Argentina no es tan difícil para mí", advirtió en la conferencia de prensa posterior al partido, rememorando el duelo del Mundial 2014 en el que le metió dos tantos al combinado que comandaba Alejandro Sabella en lo que finalmente fue un triunfo por 3-2 de la Albiceleste.

Entre risas, Musa sacó a relucir una estadística positiva que tiene también contra Lionel Messi: "Puedo recordar que hace cuatro años, cuando Messi jugó en Brasil, anoté dos goles. Y cuando me transfirieron al Leicester jugué contra el Barcelona, él estaba en el campo, y anoté otros dos goles".

Musa marcó los dos goles que les dieron la victoria a los nigerianos (Reuters)
Musa marcó los dos goles que les dieron la victoria a los nigerianos (Reuters)

El futbolista nigeriano hizo referencia al partido amistoso en el que el Blaugrana venció 4-2 a los ingleses en el 2016 con Messi de titular. "Creo que en el próximo juego puede pasar cualquier cosa, posiblemente voy a marcar otros dos goles", señaló con humor.

El atacante de 25 años que pertenece al Leicester de la Premier League inglesa pero jugó la última temporada en el CSKA Moscú de Rusia afirmó que el partido contra Argentina del martes será "hacer o morir" y reconoció: "Conocemos la importancia del juego".

Los de Jorge Sampaoli precisarán un triunfo sobre Nigeria el próximo martes en San Petersburgo (desde las 15, hora Argentina) para soñar con el pasaje a octavos de final.

Si se da ese resultado e Islandia no vence a Croacia, Argentina pasará a la siguiente fase. Si los islandeses triunfan, la Selección tendrá que ganar por dos goles de diferencia más que los europeos.

Seguí leyendo: