Sergio Agüero pasó por el quirófano en Barcelona a 58 días del Mundial: le practicaron una artroscopía en la rodilla derecha en la que sufría un esguince, que recrudeció en el clásico entre su equipo, Manchester City, y el United. Una noticia inquietante a todas luces para la Selección Argentina.

Desde su entorno aseguran que la recuperación le demandará entre tres y cuatro semanas y que decidió operarse "para llegar sin problemas al Mundial". Al mismo tiempo, la rehabilitación habitual de una intervención de este estilo oscila entre las seis y las ocho semanas; en ese contexto, el Kun llegaría con lo justo a Rusia 2018.

Participó de la gira de la Selección por Manchester y Madrid, pero no jugó por la lesión (AP)
Participó de la gira de la Selección por Manchester y Madrid, pero no jugó por la lesión (AP)

El entrenador Jorge Sampaoli tiene decidido esperar por la evolución del delantero, de 29 años, hasta último momento: el 14 de mayo debe dar la preselección de 35 futbolistas, mientras que la nómina definitiva de 23 será entregada el 4 de junio. Su idea es contarlo para los amistosos previos y que le sirvan para ganar ritmo de competencia tras la operación.

Existe un antecedente mundialista que insufla esperanzas al Kun de cara a la puesta a punto. Y el protagonista fue otro sudamericano: Luis Suárez. Lo del uruguayo incluso fue más extremo: fue intervenido por la rotura de los meniscos de la rodilla izquierda el 22 de mayo de 2014. Y 28 días después ya estaba jugando. Y siendo decisivo.

28 días después de ser operado, en Brasil 2014, Suárez jugó ante Inglaterra y marcó dos goles
28 días después de ser operado, en Brasil 2014, Suárez jugó ante Inglaterra y marcó dos goles

A contrarreloj, el compañero de Lionel Messi en el Barcelona llevó a cabo una recuperación récord. Así, saltó a la cancha el 19 de junio, en San Pablo, para rescatar al combinado charrúa que había perdido ante Costa Rica en el debut. Con dos goles de Lucho, Uruguay superó 2-1 a Inglaterra y terminó quedando segunda en el Grupo D de la competencia.

"En esto no existe la magia: es una cuestión de ciencia y biología. El gran secreto de esto es el control día a día, la medida de la tolerancia (del futbolista) y que, por la intención de ganar uno o dos días, no pierda una semana", explicó entonces el secreto Alberto Pan, médico de la selección uruguaya, a la BBC.

Si Agüero se mantiene dentro de las coordenadas, entonces, Sampaoli podrá contar con una de sus espadas para el desafío que Rusia 2018 le propone a la Selección.

SEGUÍ LEYENDO: