Everton ingresó desde el banco contra Bolivia y anotó. En el duelo ante Paraguay, fue titular y el mejor de Brasil

El brasileño común está en la búsqueda de una nueva imagen para su selección. Después de dejar atrás la catástrofe sucedida hace 5 años en pleno Mundial de 2014 y ese 1-7 inolvidable contra Alemania en Belo Horizonte, todas las apuestas tenían un sólo nombre: Neymar, el joven que conduciría Brasil a una nueva era dorada. Pero no fue así.

Ni desde lo futbolístico, y mucho menos después de aparecer en la primera plana con el escándalo por un supuesto caso de abuso sexual, el número 10, que se perdió la Copa América por una lesión, sedujo al fanático brasileño. "Neymar ya es pasado, ahora ponemos todas nuestras esperanzas en Everton. Es joven y demostró que no le pesa jugar con la verdeamarela", le dice un hincha al periodista de Sport TV, medio local, en una recorrida por las calles de Porto Alegre.

Claro, en territorio gaucho, el jugador de 23 años, que se hizo famoso gracias a sus gambetas y goles en Gremio, jugó de local. A pesar de que Brasil tuvo que esperar a ganarle a Paraguay en la tanda de penales para avanzar a las semifinales del torneo continental, el equipo de Tite fue ampliamente dominador del juego. Con Everton como bandera, el Scratch fue y buscó, pero encontró la resistencia paraguaya, que se defendió y estiró la definición.

Everton festeja el gol que le anotó a Perú, en la goleada de Brasil por el Grupo A (Miguel SCHINCARIOL / AFP)
Everton festeja el gol que le anotó a Perú, en la goleada de Brasil por el Grupo A (Miguel SCHINCARIOL / AFP)

Nacido en Maracanaú, un municipio del estado de Ceará, a pocos kilómetros de Fortaleza y del Océano Atlántico, Everton jugó en Gremio toda su vida futbolística. Con 18 años recién cumplidos tuvo su estreno con la camiseta tricolor, en un partido por el Brasileirao. Al poco tiempo y con la llegada de Renato Gaúcho como director técnico del equipo, se afianzó como un actor principal en uno de los grandes conjuntos brasileños. En 2017 levantó la Copa Libertadores de América con el club después de una racha negativa de 22 años.

A pesar de no haber comenzado la Copa América como titular, Everton se ganó su espacio a fuerza de buenos ingresos desde el banco. En el planteo que propone Tite para su versión 2019 de Brasil, el delantero ocupa la posición que iba a ser de Neymar. Cuando el jugador del Paris Saint Germain se esguinzó el tobillo derecho y tuvo que dejar al equipo, el DT eligió a David Neres, otro joven valor ofensivo brasileño, que acaba de terminar una gran temporada con el Ajax de Holanda.

En el debut del campeonato, frente a Bolivia, le bastaron 10 minutos en cancha a Everton para marcar. Le anotó un golazo al mejor estilo Messi cuando jugaba de extremo en el Barcelona. Arrancó desde el costado izquierdo del ataque de Brasil y se la clavó al ángulo al arquero Lampe para estampar el 3-0. En el siguiente encuentro, esta vez ante Venezuela, Tite probó la misma modificación: cuando restaban 20 minutos para el final hizo ingresar al punta de Gremio, que no pudo romper el cerrojo que propuso Rafael Dudamel.

Everton celebra con Filipe Luis su primera anotación en la Copa América de Brasil: fue el último en el 3-0 ante Bolivia (REUTERS/Henry Romero)
Everton celebra con Filipe Luis su primera anotación en la Copa América de Brasil: fue el último en el 3-0 ante Bolivia (REUTERS/Henry Romero)

En el último duelo por la fase de grupos, el DT de Brasil se decidió por el número 19. Y Cebolinha, como le dicen a Everton en la intimidad por su parecido con un dibujo animado popular en tierra brasileña, aprovechó su oportunidad. Fue un dolor de cabeza para la defensa peruana, que no lo pudo contener en toda la primera parte del partido. Y lo sufrió con su segundo gol en la Copa América -marcó el 3-0 parcial-.

La traducción del personaje del apodo de Everton en inglés es Jimmy Five, debido a que en su corte de pelo tiene cinco trenzas, algo con lo que se lo compara al futbolista de 23 años, ya que solo se deja cabello en la parte superior de su cabeza.

Con cuatro partidos, dos de ellos desde el arranque, y sus dos goles, Cebolinha ya se ganó el corazón de los fanáticos brasileños que buscan a su nuevo héroe. Según encuestas en medios locales, casi un 60 por ciento no quiere más a Neymar en la selección. ¿A quién ponen en su lugar? Al mismo que eligió Tite.

Everton, una de las cartas que tendrá Tite para ganarle a la selección argentina y avanzar a la final de la Copa América (AP/Victor Caivano)
Everton, una de las cartas que tendrá Tite para ganarle a la selección argentina y avanzar a la final de la Copa América (AP/Victor Caivano)

"Everton es el jugador a tener en cuenta ante la baja de Neymar. Nosotros creemos que lo podemos poner en dificultad", dijo Lionel Scaloni, el DT de la selección argentina durante la conferencia de prensa posterior a la victoria albiceleste frente a Venezuela. Juan Foyth, uno de los futbolistas con mayor proyección a futuro en el equipo argentino, ingresó en el lateral derecho ante la "Vinotinto", justo por el mismo sector que buscará dañar Everton cuando se juegue el clásico sudamericano en el Mineirao de Belo Horizonte.

Con un pique corto muy veloz, hábil con la pelota en los pies, panorama para asistir y con potencia para sacarse varios rivales de encima en la misma jugada, parece que Brasil encontró al reemplazante de Neymar. Por lo menos así lo decidió el entrenador del seleccionado. Y al parecer los hinchas también ya dieron su veredicto: quieren a Everton, el nuevo jugador del pueblo.

SEGUÍ LEYENDO: