Sucedió en la puerta del Novotel Hangar Aeroporto, el búnker de la selección argentina durante su estadía en Salvador de Bahía, donde debutará el sábado desde las 19 frente a Colombia en la Copa América de Brasil. Mientras el plantel se encontraba descansando luego del almuerzo y de la agenda que tuvo por la mañana, un estruendo seco sacudió la tranquilidad del alojamiento, ubicado a 10 minutos del aeropuerto de la ciudad y del complejo del Vitoria, donde se desarrollan los entrenamientos.

El ruido resultó el impacto de una de las camionetas que traslada a los auxiliares de la delegación argentina contra una de las palmeras que decoran su entrada. Según pudo averiguar Infobae, al vehículo, sin ocupantes, le habría saltado el freno de mano mientras se encontraba detenido. Y terminó contra el árbol, generando bromas entre los integrantes del plantel de Argentina.

La organización tuvo que disponer de otro transporte para que Argentina pudiera manejarse de acá al domingo, cuando la Selección se traslade hacia Belo Horizonte, donde jugará el miércoles 19 frente a Paraguay, en su segundo compromiso por el Grupo B.

El insólito choque resultó una anécdota en una jornada activa para la Selección. Por la mañana, los 23 futbolistas y el cuerpo técnico completo participaron de una charla de una hora y media con Carlos Astroza, árbitro chileno, asistente VAR en el Mundial, quien explicó el funcionamiento de la Asistencia Arbitral por Video y las modificaciones al reglamento que se pusieron en práctica el 1 de junio y estarán vigentes durante el torneo.

Luego, los jugadores se hicieron las fotos oficiales para las gráficas de la transmisión televisiva y la presentación de los equipos que se verá en la pantalla gigante del estadio Arena Fonte Nova. Y, previamente, delegados de Conmebol chequearon toda la documentación de los jugadores, un trámite burocrático que se hace en la previa de cada competencia oficial. Una jornada ajetreada, que tuvo como dato color a la camioneta que decidió moverse sin conductor y terminó chocando contra una palmera.

En el primer día en Salvador de Bahía, la Selección ya había vivido un episodio curioso: un helicóptero sobrevoló a baja altura en complejo del club Vitoria en el momento en el que se desarrollaba el entrenamiento, y el ruido resultó ensordecedor para la delegación, al punto que los jugadores no escuchaban las indicaciones del entrenador Lionel Scaloni. La aparición encendió las alarmas del dispositivo de seguridad. Al final, se trataba de un canal de TV que intentó tomar imágenes exclusivas de la práctica: el suceso generó una denuncia formal de la Asociación del Fútbol Argentino ante la Confederación Sudamericana.

SEGUÍ LEYENDO: