Guillermo Coppola habló sobre la muerte de Maradona: “Quiero creer en los médicos”

El ex representante de la fallecida leyenda del fútbol evitó responsabilizar a alguien por la muerte de su amigo, pero sostuvo que “ningún profesional que se jacte de serlo pueda generar una situación que provoque lo que pasó con Diego”

Guillermo Coppola habló sobre la causa por la muerte de Diego Maradona


Unos días después de la muerte de Diego Armando Maradona, y en medio de la causa judicial que se abrió por presunto homicidio culposo contra Leopoldo Luque, el doctor que lo atendía, habló su histórico representante, Guillermo Coppola, quien evitó echar culpas por el fallecimiento de su amigo al explicar que no le gusta “señalar a nadie”, pero cuestionó al entorno que rodeó en el último tiempo al ex futbolista por “bloquear teléfonos y cerrar puertas”.

“Uno quiere creer que todos queríamos para Diego lo mejor. Pienso en sus hijos, que se quedan sin el papá. No creo que ningún profesional que se jacte de serlo pueda generar una situación que provoque lo que pasó con Diego. Para eso está actuando la Justicia. Yo siento que no puede ser, quiero creer en la gente, quiero creer en los médicos”, precisó.

Al participar por videollamada del programa Verdad Consecuencia (TN), que conducen las periodistas Luciana Geuna y Maru Duffard, el antiguo mánager cuestionó el domicilio al cual fue llevado el 10 luego de su última internación, aunque reconoció que el lugar pudo haberse elegido “por la urgencia y la necesidad de hacer un traslado rápido”.

“Si no, es imposible. Lo escuché de familiares muy cercanos: ‘Guille, vos en esa casa no vivías’. No porque yo me agrande ni mucho menos. Estamos hablando de Maradona y de una situación complicada de salud. Mínimamente necesitaba un baño en la habitación donde se encontraba”, resaltó.

Guillermo Coppola llevó una de las manijas del cajón en el que yacían los restos de Diego Maradona
Guillermo Coppola llevó una de las manijas del cajón en el que yacían los restos de Diego Maradona

En esta línea, Coppola detalló que esas son cuestiones que le “hacen ruido”, pero insistió con que “son preguntas” que no puede “responder” porque “no estaba en el lugar” y podría haber “cierta justificación, entre comillas”, de lo que ocurrió.

“Pero cuando vos ves que no tiene las comodidades mínimas necesarias para que sea atendido, lo cambiás de lugar. Esas cosas sí siento que se pueden hacer con un paciente difícil, complicado, como era Diego”, criticó.

No obstante, evitó responsabilizar al neurocirujano Leopoldo Luque, investigado por la muerte del ídolo popular: “Que el doctor haya dicho ‘hice hasta donde pude’, también lo puedo entender. Jamás voy a señalar a nadie porque no es mi estilo. Si estoy en la cocina te puedo decir lo que se está cocinando, pero nunca de lejos”, manifestó.

Por otro lado, sí apuntó contra la gente que acompañaba a Maradona al momento de su fallecimiento, aunque aclaró que son personas “que él elegía” y remarcó que “cada uno” de ellos “sabrá cuál fue su manejo”.

“Se habla de bloqueo de teléfonos, cierre de puertas; la antítesis de lo que yo hacía. El teléfono a Diego no se lo tocaba nadie, porque él no dejaba que nadie lo tocara. Las puertas, yo las abría, porque a Diego le hacía bien. Ni hablar de su familia, me refiero a amigos, periodistas”, señaló.

Guillermo Coppola y Diego Maradona, tras su reconciliación
Guillermo Coppola y Diego Maradona, tras su reconciliación

Y agregó: “Nosotros también vivimos cosas durísimas, con otra edad y otro entorno. Pero yo la tenía a Claudia, a Dalma, a Gianinna, a don Diego y a doña Tota. Yo manejaba el auto, me quedaba cuatro años en Cuba... Y no era por interés comercial, cuando decidí volver me volví con lo puesto”.

Notablemente emocionado, Coppola recordó que una de las últimas veces que se vio con su amigo, de quien estuvo un tiempo distanciado por problemas personales entre ambos, fue “en la cancha de Quilmes, donde jugaba Gimnasia por la Copa Argentina”.

“Yo les contaba historias a él y a sus colaboradores. Se rió, disfrutó mucho. A él le encantaba que cuente anécdotas, me las corregía. Le dimos una plaqueta y el sillón. Le dije ‘te vas a hacer una mueblería con tantos sillones que te regalan’”, recordó.

Al respecto, comentó que el último encuentro fue diez días después, esa vez en la Bombonera, y aseguró que el DT del equipo de La Plata “ya no era el mismo”. “Tal vez lo embargó el estadio, el ambiente, a veces a uno le pasa el álbum de los recuerdos”, opinó.

Por último, el ex representante contó que se manda mensajes con la familia del ex futbolista “porque es muy difícil hablar” personalmente en este momento, precisó que los hijos de Maradona sienten “que es algo que no es verdad, que es un sueño” y les agradeció por aceptarlo en el entierro en Bella Vista.

“Lo último que le dije a él es que me había fallado, porque el que me iba a llevar (hasta la tumba) era él. ‘Me fallaste’. El resto de lo que le dije me lo guardo para mí. Cada paso era una historia. Fue muy íntimo Bella Vista, era pura familia y me dieron un lugar. Llevaba la primera manija del cajón. En algún momento quise dejarla, pero desde atrás escuché ‘quién mejor que vos’. Listo, ahí no le solté la mano al amigo hasta la tumba”, dijo Coppola.

Seguí leyendo:

Secuestraron la historia clínica de Diego Maradona en los allanamientos a Leopoldo Luque: qué más encontraron en la casa y en la clínica del médico

El dolor de Guillermo Coppola por la muerte de Maradona: “Prefiero no creerlo y pensar que es un sueño”