El dolor de Guillermo Coppola por la muerte de Maradona: “Prefiero no creerlo y pensar que es un sueño”

El histórico representante de Diego habló minutos después de que se confirmara el fallecimiento del astro

Coppola en Radio Mitre habla de la muerte de Maradona

Uno de los hombres que más conoció a Diego Armando Maradona en su apogeo como jugador y tras su retiro fue Guillermo Coppola. Su ex representante y amigo personal habló después de que se confirmara la noticia de su fallecimiento. En el programa radial No está todo dicho (La 100), del que forma parte, comentó sus primeras sensaciones.

“El teléfono no para de sonar. Es una noticia que uno no puede creer. Una vida juntos, no se puede creer”, habló con completa congoja el empresario de 72 años. Y prosiguió: “Va a estar siempre en nuestros corazones. Con los diferencias que podíamos tener. Con sus rebeldías. Algo tenía a su alrededor que lo protegía”.

Coppola, que fue manager durante 15 años del Diez, no pudo contener las lágrimas y se quebró al aire: “Hay que guardar los buenos recuerdos. Recién hablaba cuando lo veíamos. Siempre era alegre, feliz, yo prefiero a ese Diego. Que nos divertimos, que la pasamos bien, que lloramos, sufrimos. Pero, viste, la cuerda, la cuerda un día se rompe. Mucho, mucho tirar de la cuerda, Dieguito”.

En continuado, agregó: “Estoy destrozado, destruido. Imagino a sus hijos, sus hermanas... No quiero ni pensar. Por eso te dije al principio que prefiero no creerlo y pensar que es un sueño”.

El ex agente había participado en el documental que Infobae lanzó en el aniversario 60 del mejor jugador de todos los tiempos. Allí había dicho sobre el Pelusa: “Era capaz de decirte que sos el mejor y al rato el peor. Yo fui pierna izquierda, resto del corazón que le quedaba. Su manager, su amigo, su padre, su hermano... Un día fui el hombre que le robó la plata de sus hijas. Ese es Maradona”.

Y respecto a su adicción a las drogas, había manifestado: “Él hizo lo que pudo, con algo que no es solo él en la historia del planeta. Hay mucho caretaje, que esconden. ¿Sabés la diferencia? Por eso vamos y es diferente. Él tuvo los huevos de salir y decirlo. Te lo voy a decir fríamente: a mí me convenía muchísimo más un Diego 10 puntos que un Diego 3 puntos. ¿Está claro? Te hablo por eso de la voluntad y de aquellos que señalan sin saber, sin conocer lo que pasa en la intimidad. Porque Diego hacía y no podía”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: