El tatuaje de Bielsa, la relación con Gallardo y la anécdota antes de jugar contra Brasil en 2005: 8 frases de Lucho González

El jugador de Atlético Paranaense aseguró que está próximo a colgar los botines y dejó varias declaraciones llamativas en torno a su carrera. Además, reveló en qué equipo del fútbol argentino le quedó pendiente jugar

Lucho González afirmó estar cerca de retirarse y dejó varias declaraciones llamativas (AFP)
Lucho González afirmó estar cerca de retirarse y dejó varias declaraciones llamativas (AFP)

Con más de 20 años de carrera, más de 50 partidos jugados con la camiseta de la Selección, un Mundial y una Copa Libertadores ganada con River, Luis González es una palabra más que autorizada a la hora de hablar de fútbol. A los 39 años, mientras cumple con la cuarentena obligatoria en Brasil, el volante dejó varias declaraciones llamativas en torno al deporte de la pelota.

Recluido en su casa de Curitiba, al sur del país carioca, debido a la pandemia del coronavirus, el futbolista aseguró estar cerca de colgar los botines y reveló que le hubiese gustado poder jugar en un equipo en particular del fútbol argentino. “Creo que lo que me gustaría sería poderme retirar jugando. Me hubiese gustado jugar en Racing, club del que soy hincha. Mi idea es retirarme en Paranaense", afirmó.

Lucho arribó al Atlético Paranaense en 2016, después de su segundo ciclo en River, y se ganó un lugar como ídolo de la institución al conseguir una Copa Sudamericana, una Suruga Bank y dos campeonatos regionales. Sin embargo, el diestro surgido de Huracán aclaró que no se fue mal del Millonario en su momento: “Lo que pasó con Gallardo fue claro. Él veía que mi rendimiento no era el mismo durante los 90 minutos y fue verdad. Fue muy claro conmigo, que yo juegue 20 y no 70 minutos. A mi edad veía que quería retirarme jugando y por eso me fui de River. Gallardo quería que me quede".

Además, González confesó tener un tatuaje en su piel dedicado a Marcelo Bielsa. “Me hice un tatuaje de Bielsa porque fue el técnico que me dio la chance de jugar en la Selección. Lo que él enseña y deja de aprendizaje es increíble. Decidí hacérmelo cuando él se dejó hacer el gol con el rival que tenía un jugador caído”, comentó.

El Loco lo llamó a comienzos de 2003 para que se estrene con la Albiceleste. A partir de allí, Lucho formó parte tanto del proceso hacia los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, donde se quedó con el Oro, como también del camino hacia el Mundial de Alemania, que continuó a manos de José Pekerman. En ese contexto, González contó una desopilante anécdota que ocurrió en la noche previa al histórico duelo con Brasil en el Monumental, en 2005. “Estábamos concentrados con Mascherano, era la 1 de la mañana y nosotros a las 11 ya habíamos apagado todo para ir a dormir. Escuchábamos que el otro daba vueltas en la cama, sin poder dormir. Entonces le pregunto si se podía dormir y me dijo que no, pensando en el partido. Prendimos la luz y nos pusimos a hablar. Yo tenía que marcar a Roberto Carlos y Ze Roberto, no sabía qué hacer. Y el me decía que tenía que marcar a Kaká, Adriano, Ronaldinho... De repente abrieron la puerta y entró el Kily González a los gritos ‘¿qué pasa, pendejos? ¿están cagados que no duermen?’. Nosotros nos quedamos con la boca abierta, sin saber que decir. Y al rato nos dice ‘yo también estoy, pero vamos a ganar’. El Kily era algo sensacional, no solo como jugador sino que aportaba mucho al grupo”, rememoró.

Otras frases de Lucho González:

Cómo lleva el aislamiento en Brasil: “No esperábamos vivir un momento como este. A uno le toca cumplir las reglas. En Curitiba por suerte no hay casos confirmados, pero la gente toma los recaudos necesarios. La prensa por ahí es lo que está asustando más a la gente acá en Brasil. Cuando pase esto veré como me sentiré para la vuelta. No es lo mismo a mi edad entrenar individualmente".

El 3-1 a Brasil por Eliminatorias: “Ese partido fue el que nos aseguró la clasificación para el Mundial de Alemania. Fue un partido muy emotivo, 3-0 en la primera parte y ante un Brasil con grandes jugadores”.

Con qué compañero pasaría la cuarentena: “Compartiría una cuarentena por la amistad que tengo con el Gringo Heinze. Vende un personaje (a los medios)”.

Sobre Heinze: “Me pone muy contento todo lo que enseña y vive como entrenador Heinze. Lo veo con todas las capacidades para dirigir la Selección”.