Reuters
Reuters

La Conmebol confirmó dónde estará ubicada la cabina VAR en el encuentro que Boca y River disputarán por la revancha de las semifinales de la Copa Libertadores. Tras las dudas, la Confederación Sudamericana de Fútbol definió que sea en el campo de la Bombonera. “La cabina va a estar en la cancha y la seguridad está garantizada. Ojalá no pase nada. Lo único que queremos es que los jugadores jueguen al fútbol”, afirmó Wilson Seneme, Presidente de la Comisión de Árbitros de la Conmebol.

En diálogo con Radio Continental, el ex árbitro brasileño agregó: “Ojalá no tenga que utilizarse el VAR en ninguna de las semifinales”. A su vez, afirmó que “publicar los audios es darle transparencia a su uso y cuidar a los árbitros”, mientras que respaldó la elección de Mauro Vigliano quien, junto con Fernando Rapallini y Hernán Maidana, estará a cargo del VAR: “Es uno de los mejores del mundo por la FIFA y a nivel VAR el mejor en Sudamérica y por la geografía bajar el nivel técnico, no me parece seguro. ¿Sería justo para Boca o para River no tener al mejor árbitro de VAR de Sudamérica?. Los que se vienen son los dos partidos más importantes del año, no sería justo tener designados quienes no son los mejores”.

(Reuters)
(Reuters)

En otro orden, Seneme dijo que no recibió “ningún pedido de ningún dirigente para las designaciones” y explicó que “en las cámaras lentas se muestran los puntos de contacto, la intensidad se muestran con cámara normal”. Esto fue por la polémica que ocasionó la expulsión de Nicolás Capaldo sobre la hora en el duelo de ida disputado en el Monumental.

“Siempre va a haber errores en el VAR porque los que están detrás de eso son seres humanos. Es imposible que un árbitro no tenga errores en su carrera o antecedentes con tal o cuál equipo, tendríamos que traer un árbitro de otro planeta. No tengo ningún miedo de decir que todos los que han sido designados para el Boca-River están absolutamente preparados para los partidos trascendentales que les fueron asignados”, concluyó el Presidente de la Comisión de Árbitros de la Conmebol.

El próximo martes 22 de octubre, Boca y River disputarán la revancha de la semifinal de la Copa Libertadores. En la ida, el “Millonario” triunfó por 2 a 0, por lo que el “Xeneize” está obligado a marcar dos goles, y que no le conviertan, para igualar la serie. Si triunfa por más, avanzará a la final, mientras que si recibe un tanto deberá marcar cuatro goles (o triunfar por tres de diferencia) para avanzar, por la ventaja que tendrá el equipo de Marcelo Gallardo por el gol de visitante.

Seguí leyendo: