Los goles en el Cementerio de los Elefantes

Colón atraviesa un presente de ensueño, pese a mirar de reojo la tabla del descenso en la Superliga. El conjunto santafesino se encuentra en cuartos de final de la Copa Argentina y ganó la semifinal de ida de la Copa Sudamericana, su gran anhelo. En el Cementerio de los Elefantes, se impuso 2-1 ante Atlético Mineiro, con goles de Wilson Morelo y Luis Rodríguez. Y sueña en grande.

El Pulga fue la gran figura de la remontada: envió el centro del empate parcial y marcó el 2-1 con una arremetida sobre el epílogo. Como postre, lo celebró con la mirada hacia el cielo al grito de "para vos, papá, para vos": hace una semana falleció su padre. Y pudo homenajearlo con una conquista especial.

Colón se hizo cargo de las riendas del partido, buscando progresar en el campo con la pelota por el piso, pero sin profundidad, y recayendo en centros sin destino en el epílogo de cada acción. De hecho, recién sobre el final, con un intento de la Pulga Rodríguez, probó al arco para sortear el orden opuesto por la visita.

Mineiro dispuso sus hombres para ocupar los espacios y no ofrendárselos a los dirigidos por Pablo Lavallén. Con concentración plena, recién buscó lastimar de contragolpe a través de la combinación de Vinicius, Cazares y Franco Di Santo. Sin embargo, encontró el gol de casualidad, a los 37 minutos: Estigarribia rechazó hacia adentro, el balón dio en el cuerpo de Yimmi Chará y superó a Burián.

REUTERS/Agustin Marcarian
REUTERS/Agustin Marcarian

Pero Colón se puso rápido en partido en el inicio de la segunda parte. Tras un córner del Pulga Rodríguez, peinó Olivera y el colombiano Morelo igualó el encuentro. Y esa acción le dio nuevo impulso al Sabalero, que presionó en continuado.

El dueño de casa continuó padeciendo la falta de condimento en los ataques, potenciado porque sus atacantes suelen salir mucho del área para la elaboración, pero luego no están dentro de la misma para finalizar. De todas formas, con el buen juego por las bandas y la voluntad, hizo méritos para llevarse la victoria. Y lo consiguió a cuatro minutos del final, cuando Rodríguez, la figura, corrigió el remate defectuoso de Zuqui para firmar el 2-1.

La revancha será el 26 de septiembre, en Belo Horizonte. El ganador de este cruce se medirá en la final (a partido único el 9 de noviembre en el estadio La Nueva Olla de Cerro Porteño) ante el vencedor de la llave protagonizada por Corinthians e Independiente del Valle (los ecuatorianos se impusieron en la ida por 2 a 0).

Vale recordar que el campeón conseguirá un boleto a la fase de grupos de la Copa Libertadores 2020 y disputará la Recopa Sudamericana ante el vencedor de la Libertadores 2019.

REUTERS/Agustin Marcarian
REUTERS/Agustin Marcarian

Formaciones:

Estadio: Brigadier Estanislao López
Árbitro: Alexis Herrera (Venezuela)
Instancia: ida de las semifinales
Televisación: ESPN 2 y 610 de DirecTV